Amílcar Cabral, 40 años después: homenaje a un intelectual revolucionario

Viernes 25 de enero de 2013

Todas las versiones de este artículo: [Español] [français]

Título: Amílcar Cabral, 40 años después: homenaje a un intelectual revolucionario.

Fuente: Antena FIDC África.

Autor: Demba Moussa DEMBELE.

Tema: Amílcar CABRAL.

Palabras clave: PAIGC, Asesinato, Amílcar CABRAL, Guinea-Bissau, Cabo-Verde, Guerra de independencia.

Como Frantz Fanon, Amílcar Cabral fue ¨ el esclavo de una causa ¨, la de la liberación de su pueblo y de los pueblos de África del yugo de la opresión y del dominio imperialistas. Como Fanon, sacrificó su vida al servicio de esta causa sagrada e inmortal. El 20 de enero de 2013 se conmemora el 40 aniversario del asesinato de Amílcar Cabral, fundador y dirigente del Partido Africano por la Independencia de Guinea y de las Islas de Cabo Verde (PAIGC). En su país, así como en otros en el mundo se organizaron actividades para honrar la memoria de este líder visionario, carismático, panafricanista ardiente e intelectual revolucionario.

Nacimiento de una conciencia revolucionaria.

Amílcar Cabral nació y pasó su adolescencia en un país colonizado, donde fue testigo del racismo, de las humillaciones cotidianas y de las exacciones de todo tipo contra sus conciudadanos por el Estado colonial portugués. Estas humillaciones y las condiciones de vida miserables de la mayoría de la población, particularmente de los campesinos, tuvieron un importante papel en su toma de conciencia. Entre 1941 y 1948, la hambruna mortal arrancó la vida de decenas de miles de campesinos. Todo parece indicar que estas tragedias marcaron de una manera decisiva la suerte de Cabral, quien inició sus estudios de agronomía en la Universidad. Fue en Lisboa, la metrópolis colonial, donde comenzó sus estudios universitarios. Esta estancia consolidaría su toma de conciencia revolucionaria. El la metrópolis portuguesa se reuniría con aquellos que se convertirían en los futuros dirigentes de los Movimientos de liberación de las demás colonias portuguesas, tales como Agostinho Neto de Angola y Eduardo Mondlane de Mozambique, entre otros.

Durante ese tiempo en Lisboa y a su regreso al país, Cabral recibió la influencia de las luchas emancipadoras de los pueblos oprimidos y recibió el influjo de las ideas progresistas y revolucionarias, tales como el panafricanismo o el marxismo. A partir del Congreso Panafricanista de Manchester en 1945, la ideología panafricanista había progresado y había penetrado los medios intelectuales progresistas y nacionalistas africanos y de la diáspora. La independencia de Ghana en 1957 bajo la dirección del Presidente Kwame Nkrumah, uno de los estandartes del Panafricanismo, contribuyó a familiarizarlo con esa doctrina, lo que sucedió con otros dirigentes de los Movimientos de Liberación Nacional en África. Además, Nkrumah y los principales líderes del Panafricanismo eran fervientes marxistas. Entre ellos, observamos a William E.B. Dubois, el mayor intelectual africano-norteamericano de su época y el trinitario C.R.L: James, revolucionario, pensador y escritor. James es conocido sobre todo por su libro ¨ Los Jacobinos Negros ¨, el que con su estilo elocuente y poético, analizó el significado histórico de la Revolución Haitiana de Toussaint Louverture y de Jean-Jacques Dessalines.

La influencia de esas personalidades del Panafricanismo y el apoyo de los países del campo socialista al movimiento de liberación de los pueblos colonizados, llevaron a Cabral a abrazar el marxismo, una adhesión totalmente natural, pues muchos intelectuales progresistas de los países colonizados eran marxistas o simpatizaban con el marxismo. Amílcar Cabral recibió una fuerte influencia de los escritos sobre el colonialismo. No cabe duda de que ya había oído hablar de Aimé Césaire, figura dominante e intelectual brillante de la ¨ Negritud¨ y el autor del libro más devastador contra el colonialismo, ¨ El discurso sobre el colonialismo ¨. El libro de Frantz Fanon, ¨ Los desarrapados de la tierra ¨ contribuyó a desnudar la naturaleza bárbara, tiránica, inmoral y deshumanizante del sistema colonial, y demolió de esta manera los argumentos sobre su supuesta ¨ misión civilizadora ¨; estos argumentos tuvieron un profundo reflejo en el pensamiento y en la acción de los intelectuales que luchaban contra la dominación colonial, como fue el caso de Cabral.

Tejiendo Redes.
C/ Hermanos García Noblejas, 41, 8º. 28037 - MADRID.
Tlf: 91 4084112 Fax: 91 408 70 47. Email: comunicacion@fidc.gloobal.net

SPIP |