RD Congo

Movilización contra el Proyecto-Ley sobre la electricidad en la RDC

13 de junio de 2013, Kinshasa Congo

Jueves 13 de junio de 2013

Todas las versiones de este artículo: [Español] [français]

Autor: Danny SINGOMA, Secretario Permanente del Foro Social Congolés.

Tipo de documento: Convocatoria para una movilización.

Fecha: 13 de junio de 2013.

País: RD Congo.

Tema: Privatización de la electricidad.

Palabras claves: proyecto-ley, electricidad, República Democrática del Congo, manifestación.

En el Senado se está discutiendo un Proyecto-Ley sobre la electricidad después de haber sido aprobado por la Asamblea Nacional. Este Proyecto-Ley nos preocupa TERRIBLEMENTE porque el sector de la electricidad es un campo social esencial, que de ser mal enfocado, podría acarrear terribles consecuencias desde varios puntos de vista: para la salud, la producción de bienes y servicios, la educación, la alimentación, la seguridad, etc.

Lo que nos PREOCUPA de este Proyecto-Ley:

- Este Proyecto-Ley prevé la liberalización profunda del sector de la electricidad, un sector esencial en un país donde el poder adquisitivo de la población es aún bajo, donde el sector privado no escatima en modos y vías para cobrar colosales facturas de manera a poder participar de sus ganancias. Por lo tanto, con la liberalización del sector existe una verdadera amenaza para la estabilidad de los hogares que no podrán acceder fácilmente a la electricidad.

- El principio esbozado por la Ley en estudio en el Senado, para crear empresas periurbanas y rurales de electricidad no toma para nada en consideración los intereses públicos del Estado y de la población. Ya que no existe ninguna disposición que permita que las comunidades locales se transformen en empresas.

- Este Proyecto-Ley relacionado con la electricidad en la República Democrática del Congo, actualmente en discusión en el Senado, sólo viene a completar el arsenal de documentos que legitiman la efectividad de la privatización de la electricidad, para allanar el camino del sector privado en este campo.

- La enorme presión del Banco Mundial y de otras instituciones financieras para su adopción. Pensamos que esta presión no es más que la expresión de la voluntad empedernida de los prestamistas por concretar rápidamente el proyecto de Inga III, que no traerá ningún beneficio para la población congolesa. Inga III nos preocupa por las imprecisiones de su proyecto al compararlo con el inmenso financiamiento esperado y por la nueva deuda que contraerá la RDC; y todo esto sin ninguna transparencia y diálogo con la población. Recién se acaba de firmar en París un acuerdo por el Ministro de Recursos Hidráulicos y de la Electricidad, sin que el Parlamento y la población hayan tenido ninguna información previa.

- El gobierno justifica su cambio de política nacional en materia de producción, de transporte y de distribución de energía eléctrica con las debilidades demostradas por el jefe de la SNEL (Sociedad Nacional de la Electricidad) por una parte, y por la necesidad de garantizar (artículo 48 de la Constitución) el acceso a la electricidad a las poblaciones al tiempo que se garantiza su disponibilidad a los operadores económicos por otra.

- Sin embargo, es absolutamente cierto que la tasa de servicio nacional es baja (menos de 10%), pero no es menos cierto que la causa de este bajo nivel de acceso a la electricidad radica en la mala gestión del propio gobierno. En efecto, su intervencionismo en el mercado de la SNEL, la ausencia de sanciones para con los comerciantes e incluso la negación de las administraciones públicas de pagar la factura, son algunos de los problemas que llevaron al borde del abismo a la mayoría de las antiguas empresas públicas, entre las que se encuentra la SNEL.

- La liberalización del sector de la electricidad amenaza la SNEL, puesto que el decreto no. 09/12 del 24 de abril de 2009, establece la lista de las empresas públicas convertidas en sociedades comerciales, en establecimientos públicos y en servicios públicos. Por ejemplo, la SNEL se convierte en una Sociedad comercial con el Estado Congolés como único accionista. Pero todos saben que el Estado abrirá rápidamente su capital al sector privado y lo irá sustituyendo progresivamente. Además la SNEL, así como muchas otras empresas estatales, es una de las pocas empresas con un personal estable, con contratos para los trabajadores por tiempo indefinido y que disfrutan de un seguro social. La privatización provocará un gran desempleo técnico o simplemente un despido masivo con todas las consecuencias sociales que éste acarrea.

- El afán de la lógica del liberalismo económico como sistema acordado con las Instituciones Financieras Internacionales. El Gobierno de la República aprobó un segundo decreto, con fecha 15 de enero de 2013 (Decreto no.13/002 del 15 de enero 2013) sobre la organización de la representación del Estado-Accionista único ante la Asamblea General de una empresa pública transformada en sociedad comercial y al mismo tiempo publicaba el decreto no.13/003 del 15 de enero relativo a las condiciones y modalidades de cesión de las partes sociales o acciones del Estado a cualquier persona natural o jurídica de nacionalidad congolesa y/o a los asalariados.

Es en este contexto de incertidumbres que la Sociedad Civil Congolesa, reunida alrededor de una Coalición llamada CORAP (Coalición: Reformas y Acciones Públicas) y apoyándonos en los artículos 48, 53, 54, 56, 58 y 59 de la Constitución, así como basándonos en la acción llevada acabo por el CENADEP (Centro Nacional de Apoyo al Desarrollo y a la Participación Popular), mediante su declaración relacionada con el Proyecto-Ley sobre la electricidad en la RDC, publicada el 10/04/2013, tomó la iniciativa de organizarse mucho más mediante la concepción de una serie de acciones para hacer que los encargados de formular decisiones tomen en consideración las preocupaciones sociales en su Proyecto-Ley sobre la electricidad.

Tejiendo Redes.
C/ Hermanos García Noblejas, 41, 8º. 28037 - MADRID.
Tlf: 91 4084112 Fax: 91 408 70 47. Email: comunicacion@fidc.gloobal.net

SPIP |