CAOI condena el excesivo uso de la fuerza policial y militar para reprimir las manifestaciones pacíficas de los pueblos indígenas y afrocolombianos

Viernes 18 de octubre de 2013

Autoría: Consejo Directivo de la Coordinadora Andina de Organizaciones Indígenas (CAOI)

Editorial y Canal: CAOI

Tipo de documento: Pronunciamiento

Idioma: Español

Tema: Pueblos indígenas

Palabras clave: Derechos humanos, opinión pública, pueblos indígenas y represión.

Países y Regiones: Colombia

La Coordinadora Andina de Organizaciones Indígenas (CAOI), organización que aglutina a los pueblos andinos de Bolivia, Ecuador, Perú y Colombia, en defensa del ejercicio pleno de los derechos de los pueblos indígenas y de su legítimo derecho a manifestarse contra las acciones violentas y discriminatorias que históricamente se viene practicando con los pueblos del Abya Yala; se pronuncia ante la opinión pública nacional e internacional respecto a la grave situación de represión militar y policial que vienen sufriendo los pueblos indígenas de Colombia por responsabilidad del Gobierno Colombiano a través del Ejercito Nacional y las fuerzas del Escuadrón Móvil Antidisturbios ESMAD. Ante ello manifestamos lo siguiente:

1. La CAOI respalda y se solidariza desde el inicio de la Minga Indígena Social y Popular desplegado por todo el territorio colombiano; cuya finalidad es lograr una verdadera defensa de la Vida, el Territorio, la Autonomía y la Soberanía de los Pueblos Indígenas de Colombia; los cuales han venido manteniendo un escenario de protesta pacífica y prolongada hasta lograr resultados concretos que dignifiquen a sus pueblos.

2. La Minga Indígena Social y Popular es una acción que nace en cumplimiento del mandato de las comunidades de 44 expresiones organizativas presentes en 28 departamentos de Colombia, que representan las cuatro quintas partes del movimiento indígena colombiano, cuya manifestación se inició el sábado 12 de octubre, día histórico para los Pueblos Indígenas. La Minga Indígena ha logrado llamar la atención de la sociedad en general, los medios de comunicación del orden nacional e internacional, organismos defensores de derechos humanos y organizaciones del orden social que se han unido a la justa causa de los Pueblos Indígenas, como últimamente lo hicieran ante la grave situación que los Pueblos Indígenas del Brasil también viene sufriendo.

3. Por tanto, rechazamos contundentemente las acciones de represión que se han venido generando desde el aparato estatal de Colombia. Acciones como la vulneración de derechos en el departamento de Sucre cometidos en contra de los manifestantes del pueblo Zenú; atropellos en Chocó donde los derechos a la vida, integridad y libertad personal, autonomía, identidad y libre movilización de los Pueblos Indígenas Emberá Chamí, Emberá Katío y Emberá Dobida, fueron vulnerados pues no pudieron movilizarse por el paro armado declarado en la zona. De la misma manera rechazamos las graves amenazas de desalojo en la Guajira contra las organizaciones filiales Yanama, Painwashi, Wayawayuu, Mayabangloma y Acciwasú. Y la retención injustificada de mil indígenas en el Huila que se desplazaban a participar en la Minga Social, Indígena y Popular, así como las amenazas a líderes y lideresas, como el caso de Orfelina Mercedes Carrillo Muñoz del pueblo Kankuamo. Estas y otras acciones en distintas regiones del país vienen constituyendo un escenario alarmante donde sistemáticamente se vienen vulnerando los derechos humanos colectivos e individuales de los Pueblos Originarios de Colombia.

4. A esa situación, le agregamos las acciones violentas en el Valle del Cauca donde comunidades pertenecientes a la Organización Regional Indígena del Valle del Cauca (ORIVAC) y la Asociación de Cabildos Indígenas del Valle – Región Pacífica (ACIVA R-P) se ubicaron en La Delfina, kilómetro 72, vía a Buenaventura; ejerciendo su legítimo derecho de movilización pacífica. Sin embargo el Ejército Nacional disparó indiscriminadamente contra los marchantes, mientras que el grupo de la guardia indígena que se encontraba retenido fue diezmado por disparos de armas de fuego. Los resultados de este ataque fueron 25 personas heridas de gravedad, dos indígenas capturados. Estos hechos son responsabilidad directa del Ejército Nacional y el ESMAD.

5. De la misma manera ayer 17 de octubre de 2013 fueron atacados por el ESMAT, y el Ejercito Militar de la tercera división. Quienes hicieron uso desmedido de la fuerza pública, disparando de manera indiscriminada sus armas de dotación, gas lacrimógeno y granadas de aturdimiento contra las comunidades indígenas. Los resultados hasta el momento han sido 30 comunero indígenas heridos que han sido atendidos por el personal de la IPS- ACIN; entre los heridos hay un menor de edad que resulto herido por arma de fuego. Todos estos actos constituyen una violación flagrante del Derecho Internacional Humanitario y los Derechos Humanos colectivos e individuales contenidos en el cuerpo del Derecho Internacional.

6. Llamamos a la reflexión a las autoridades del Estado Colombiano para que se tomen las acciones correspondientes ante estos graves hechos que constituye según las evidencias en distintas violaciones de los derechos humanos y delitos como el uso desmedido de la fuerza militar y policial. Solicitamos que se establezca las responsabilidades penales por los hechos perpetrados.

7. Llamamos al Poder Judicial, a la fiscalía y autoridades correspondientes para garantizar el respeto y garantías de los dirigentes indígenas y comuneros para que no sucedan más hechos trágicos que ponen en cuestión el Estado social de derecho. Así mismo hacemos un llamado a la presencia de los organismos defensores de los derechos humanos nacionales e internacionales para que en conjunto hagan un llamamiento al Gobierno Colombiano y detenga el uso de la fuerza desmedida en contra de los pueblos indígenas y afrocolombianos.

8. Finalmente, hacemos un llamado a todas las organizaciones internacionales, nacionales y locales de los pueblos indígenas del Abya Yala a solidarizarse y pronunciarse en respaldo y apoyo a la lucha que viene enfrentando los hermanos indígenas de Colombia.

Ver en línea : CAOI condena el excesivo uso de la fuerza policial y militar para reprimir las manifestaciones pacíficas de los pueblos indígenas y afrocolombianos

Tejiendo Redes.
C/ Hermanos García Noblejas, 41, 8º. 28037 - MADRID.
Tlf: 91 4084112 Fax: 91 408 70 47. Email: comunicacion@fidc.gloobal.net

SPIP |