¿Chile cambia?, ¿cuánto?, ¿cómo?

Viernes 29 de noviembre de 2013

Autor: Pablo Stefanoni

Editorial y canal: Línea de fuego

Tipo de documento: Artículo

Idioma: Español

Tema: Política

Palabras clave: Educación, movimiento estudiantil, neoliberalismo y reforma tributaria.

Países y Regiones: Chile

Chile votó, Michelle Bachelet quedó a poco de ganar en primera vuelta con un proyecto que, en líneas generales, apunta a una serie de transformaciones en un país donde el neoliberalismo logró impactar, como en pocos, en la cultura y los imaginarios de la sociedad.

Sus spots de campaña eran típicos de la emoción generada a través del marketing electoral, pero al lado de su talibán competidora de la derecha, Evelyn Matthei, la moderada Bachelet parecía una mezcla de Rosa Luxemburgo, Clara Zetkin y la guerrillera Tania.

Contra el triunfo de la exmandataria, en primera vuelta, conspiró el voto voluntario -de reciente aplicación-, que bajó la participación sensiblemente y la obligó a un balotaje que, nadie duda, ganará.

Una novedad: esta vez la Concertación con el Partido Demócrata Cristiano fue transformada en la Nueva Mayoría, que por primera vez incluye al Partido Comunista, por el cual fue elegida diputada la exdirigenta estudiantil Camila Vallejo.

Pero el sistema electoral chileno está hecho para que el que gana no tenga la mayoría necesaria y el que pierde tenga demasiada incidencia; es decir que nada cambie mucho.

Bachelet se propuso tres reformas: educacional, tributaria y constitucional. Pero, aunque habló de una reforma de la Constitución pinochetista, iniciativa imprescindible si se quiere salir de una vez de la transición tutelada por la dictadura, no sería partidaria de una Asamblea Constituyente, sino de una vía parlamentaria.

Los 68 diputados y los 21 senadores de la coalición son mayoría simple, con lo que las reformas no serán fáciles. Sólo la reforma tributaria es posible aprobarla sin mayoría especial.

Como adelantó un artículo en Infobae, para aprobar una nueva ley que permita la educación gratuita en todos los niveles, Bachelet necesitará los 4/7 de ambas cámaras. Eso la obligará a buscar legisladores por fuera de su coalición.

“Tiene distintas alternativas: dentro de Diputados hay cuatro que son independientes; dos de ellos son exdirigentes estudiantiles, Giorgio Jackson y Gabriel Boric. Hay otra diputada, Alejandra Sepúlveda, exdemócrata cristiana y exintegrante de la Concertación, hoy Nueva Mayoría. El cuarto diputado es del Partido Liberal”, enumera Kenneth Bunker, investigador del Observatorio Electoral del Instituto de Ciencias Sociales de la Universidad Diego Portales. Para la reforma constitucional se requieren 3/5 de ambas cámaras. Más complicado.

A quienes no pudo seducir Bachelet, aunque llevara a Camila en sus listas, es a la Federación de Estudiantes de la Universidad de Chile. La entidad es dirigida ahora por Melissa Sepúlveda, una anarquista que defiende la autonomía del movimiento estudiantil y descree de Bachelet y de su Nueva Mayoría.

“Bachelet forma parte del establishment político que consolidó el modelo neoliberal. Toda la Concertación fue una pieza clave para mantener y consolidar el modelo neoliberal chileno”, le dijo al diario Perfil la joven de 23 años. Sobre Camila y el PC sostuvo: “Entiendo cuál es la apuesta del Partido Comunista en el interior de la Nueva Mayoría, pero no la comparto. Dudo de la capacidad que tengan para torcerle el brazo a sectores conservadores como la Democracia Cristiana”.

La idea del “fin del lucro en la educación” que tiene Sepúlveda no es la que tiene Bachelet, por lo que ya adelantó que saldrán a las calles a continuar con la “revolución pingüina” que puso en el tapete el modelo de mercantilización de la vida social impuesto por los Chicago Boys de Pinochet y continuado por la Concertación.

El segundo mandato de la expresidenta se anuncia interesante. El sistema electoral chileno está hecho para que el que gana no tenga la mayoría necesaria y el que pierde tenga demasiada incidencia.

Ver en línea : ¿Chile cambia?, ¿cuánto?, ¿cómo?

Tejiendo Redes.
C/ Hermanos García Noblejas, 41, 8º. 28037 - MADRID.
Tlf: 91 4084112 Fax: 91 408 70 47. Email: comunicacion@fidc.gloobal.net

SPIP |