Corte Nacional de Justicia ratifica culpa de Chevron

Viernes 15 de noviembre de 2013

Autora: Unión de Afectados y Afectados por las Operaciones de la Petrolera Texaco (UDAPT)

Editorial y canal: UDAPT

Tipo de documento: Noticia

Idioma: Español

Tema: Medio ambiente

Palabras clave: Amazonía, contaminación, justicia y petrolera.

Países y Regiones: Ecuador

Después de 20 meses de espera, los 30 mil afectados por Chevron –Texaco han recibido de la Corte Nacional de Justicia la ratificación de las Sentencias de Primera y Segunda Instancia que condenan a la petrolera a pagar por los daños ocasionados en la Amazonía ecuatoriana durante su operación. La decisión de la Corte confirma la responsabilidad de la compañía en la contaminación de la que han sido víctimas colonos y comunidades indígenas de las provincias de Sucumbíos y Orellana, y corrobora la obligación de la compañía de pagar por los daños ocasionados.

El dictamen de 222 páginas, elaborado por los jueces Wilson Andino, Paulina Aguirre y Eduardo Bermúdezde la Sala de lo Civil y Mercantil de la Corte Nacional de Justicia, eliminó el castigo por daños punitivos impuesto a la petrolera en la Primera Instancia. El castigo consistía en una importante sanción económica en caso que Chevron – Texaco no cumpliera con la obligación de pedir disculpas públicas por los daños, también contenida en la Sentencia. La petrolera jamás se disculpó, demostrando así su prepotencia frente al sistema de justicia ecuatoriano.

“Esta es una decisión que no nos sorprende, pues estamos respaldados por la verdad. La evidencia científica que ratifica el daño causado por la petrolera es abrumadora y no queda duda de aquello. Éste, además, es un paso importante de la búsqueda de justicia en favor de los verdaderos afectados, las víctimas que durante estos 20 años han debido ver morir a los suyos, solo porque a la petrolera se niega a responsabilizarse de sus actos y acatar las decisiones de los órganos de justicia. No obstante, es un desacierto que se haya eliminado los daños punitivos, que eran una forma de castigar la mala fe procesal con la que actúo la petrolera”, señalo Pablo Fajardo, procurador común de los afectados.

El Caso Aguinda c.Chevron-Texaco llegó a la Corte Nacional de Justicia el 29 de marzo de 2012 para ser revisado en casación. El proceso, que consta de 240 mil hojas, fue trasladado en un bus desde Lago Agrio. Durante todo este período los afectados, acompañados de la ciudadanía, han mantenido una vigilia simbólica del caso, a través de plantones en los exteriores de la Corte.

Durante estos 20 meses los jueces de la Corte centraron su análisis en los argumentos de las partes en cuanto a las características y legalidad del proceso,pues cabe recordar, queel recurso de casación es extraordinario y por tanto no vuelve a analizarla prueba de fondo. Con su decisión, la Corte Nacional confirma que este largo proceso judicial se ha sujetado a las normas del debido proceso y ha garantizado el derecho de acceso a la justicia de las dos partes. En consecuencia, este dictamen ratifica la contaminación y la responsabilidad de la petrolera por los daños causados.

“Una vez más la justicia nos está dando la razón. Con esto la petrolera no podrá decir que la contaminación no existe y que hubo fraude. Que sepa el mundo entero que Chevron-Texaco ha sido condenada en todas las instancias posibles como culpable de contaminar“, dijo Humberto Piaguaje, Coordinador de la Unión de Afectados por Chevron-Texaco.

El dirigente también señaló que este es un momento histórico para la lucha de las sociedades organizadas. “Al fin vemos que la justicia se ha impuesto a los intereses económicos, al fin el mundo entendió que nuestra lucha es por la vida y eso es lo que nos mantiene unidos”.

Este proceso llega a su fin luego de haber cumplido 20 años de juicio y de haber acumulado cientos de miles de fojas de expediente, lo cual lo convierte en el juicio más grande del mundo relacionado a contaminación. Además, es el más grande por la magnitud del daño provocado por la petrolera. Chevron afectó 450 mil hectáreas del área más megadiversa del planeta. Aceptó haber arrojado 16 mil millones de galones de agua tóxica a los ríos y esteros, abrió 880 fosas donde vertió desechos del hidrocarburo, derramó 650 mil barriles de crudo en las vías, así como en la tierra y afectó a siete nacionalidades ancestrales. Por lo anotado, las provincias de Orellana y Sucumbíos, donde ocurrió el daño, registra el índice más alto de cáncer del país. El dato es tres a uno.

“El daño que provocó la petrolera es incuantificable y nada lo podrá reparar, sin embargo, esta sanción es un ejemplo de justicia y en ejemplo de lucha, pero además es una sentencia tan sólida, porque ha sido ratificada en todas las instancias y todas se han dado cuenta del daño”, dijo Fajardo.

Este dictamen fortalece las acciones de cobro que los afectados han iniciado en países en los que Chevron sí mantiene activos. A partir de esta decisión se robustecen las acciones ya planteadas en Argentina, Brasil en Canadá, y se abre la posibilidad de iniciar otras en nuevas jurisdicciones.

Ver en línea : Corte Nacional de Justicia ratifica culpa de Chevron

Tejiendo Redes.
C/ Hermanos García Noblejas, 41, 8º. 28037 - MADRID.
Tlf: 91 4084112 Fax: 91 408 70 47. Email: comunicacion@fidc.gloobal.net

SPIP |