De aprobarse, la Reforma Energética incrementará el descontento social en territorios indígenas: López Bárcenas

Miércoles 13 de noviembre de 2013

Autora: Adriana Aguilar

Editorial y canal: La Jornada

Tipo de documento: Entrevista a López Bárcenas

Idioma: Español

Tema: Economía Palabras clave: Derechos indígenas, petróleo, recursos naturales y reforma energética.

Países y Regiones: México

Las reformas constitucionales presentadas por el Partido Acción Nacional (PAN) y por el Revolucionario Institucional (PRI) en materia de producción energética y extracción de petróleo, prevén cambios sustanciales a los artículos 27 y 28 constitucionales: se posibilita la celebración de contratos (llamados de utilidad compartida) para la explotación de petróleo e hidrocarburos y se suprime la explotación del petróleo y la generación de energía eléctrica como áreas estratégicas, con lo que se permite la participación de la iniciativa privada en su generación. Francisco López Bárcenas, Maestro en Desarrollo Rural, abogado y especialista en temas de derechos indígenas, mencionó que de aprobarse la Reforma Energética, principalmente en lo referente a la generación de energía hidroeléctrica y eólica, se trastocarán derechos fundamentales de los pueblos indígenas.

De acuerdo con el especialista, la Constitución constituye un documento jurídico-político de carácter social; parte fundamental de este carácter, es la propiedad de las tierras y los recursos naturales que, de acuerdo con el artículo 27, corresponden a la Nación. El objetivo de la disposición es que esos recursos naturales “cumplan los propósitos que la propia Constitución establece: primero, que se exploten y que el producto de esa explotación se distribuya equitativamente entre los mexicanos para que obtengan un mínimo de bienestar; segundo, para que se usen de manera sustentable para no comprometer el beneficio de generaciones futuras”, señaló.

López Bárcenas enfatizó que aunque la discusión de la Reforma Energética se ha centrado en el petróleo, el tema es mucho más amplio, pues abarca cualquier forma de generación de energía, por ejemplo, la hidroeléctrica, eólica y solar. Además, contempla cuatro aspectos esenciales: extracción, distribución y abastecimiento del petróleo, por una parte, y producción y distribución de energía eléctrica, por otra. Es en este último aspecto en el que los pueblos indígenas pueden verse afectados debido a que los recursos naturales se encuentran en sus territorios. El abogado mencionó que la Constitución reconoce la existencia de pueblos y comunidades indígenas y establece en su artículo 2° un derecho preferente para que accedan al uso y disfrute de los recursos naturales que están en sus territorios, salvo los que pertenecen a las áreas estratégicas. “Actualmente, y por esa disposición, los pueblos indígenas no pueden reclamar que se les den concesiones petroleras pero, este es el asunto, si sacan el petróleo de las áreas estratégicas, los pueblos indígenas tienen derecho a pedirlo”, aclaró López Bárcenas.

Respecto a la generación de energía eléctrica, refirió que constituye una actividad que solamente el Estado puede realizar; sin embargo, empresas hidroeléctricas y eólicas lo han hecho hasta ahora en la ilegalidad, principalmente en territorios indígenas. Mencionó que “las empresas que se han instalado en el Istmo de Tehuantepec, en Puebla, en Ensenada; están de manera ilegal, no tienen facultad, hay ahí una ‘marrullería jurídica’ de cómo el Estado les ha permitido [operar], cosa que es violatoria de la Constitución”.

El investigador añadió que de aprobarse la Reforma Energética, estos contratos dejarían de ser ilegales. “Con esta reforma ya podrían, los particulares, sin ningún problema de tipo legal, irse estableciendo. ¿Qué va a suceder? Ahorita por operar de manera ilegal algunos pueblos se han podido defender y los tribunales les han dado la razón. El día que esta reforma se lleve a cabo las empresas eólicas van a tener el campo libre para entrar. Los pueblos indígenas están muy molestos con esta situación. En el Istmo los pararon; en Puebla, hay inconformidad por ello; en los pueblos kiliwas del norte del país, Baja California, están muy molestos por la forma en que están entrando. Entonces, lo que va a producir esta Reforma es una inconformidad social mucho mayor de la que tenemos”.

El establecimiento de las empresas generadoras de energía eólica e hidroeléctricas en pueblos indígenas atenta directamente contra su derecho a existir y a su territorio. Algunos de los pueblos afectados se han defendido a través de la exigencia de la realización de consultas, también un derecho pero de carácter procesal, de acuerdo con el abogado. “Los tribunales actualmente ya han dado la razón a muchos pueblos indígenas: en Chihuahua, le dieron derecho a una comunidad, a la comunidad de Huetosachi, porque un proyecto, que era Barrancas del Cobre, estaba afectando su derecho; a los compañeros de los eólicos; a los yaquis en Sonora por el agua”, mencionó.

De acuerdo con López Bárcenas, el problema al que se enfrentan los pueblos al querer hacer valer su derecho a la consulta es que no existen mecanismos claros para su ejercicio. “Huetosachi ya tiene una sentencia firme, el problema son las marrullerías que están haciendo para no cumplir. El caso de los yaquis, ya está claro que los yaquis tienen derecho a que se les consulte antes de que continúe el Acueducto Bicentenario, sin embargo, todavía andan en problemas de cómo la hacen. En Tetela de Ocampo, Puebla, la Semarnat ordenó una cosa que a mí me parece rarísima: que fuera una minera la que consultara a los pueblos, cuando eso es evidentísimo que es obligación del Estado. El último caso que pondría, porque es como de antología, es el de Cochoapa el Grande, en la Montaña de Guerrero, donde la Dirección General de Minas les dice que no tienen derecho a la consulta porque está en un Tratado Internacional y no en una norma interna”.

El abogado concluyó que, en la defensa de los derechos indígenas frente a los proyectos de generación de energía, la consulta constituye un instrumento importante pero no es el único, por lo que es necesario recurrir a otros como el amparo y, sobretodo, mencionó, “hay que apelar a la organización de los pueblos y a su movilización”.

Ver en línea : De aprobarse, la Reforma Energética incrementará el descontento social en territorios indígenas: López Bárcenas

Tejiendo Redes.
C/ Hermanos García Noblejas, 41, 8º. 28037 - MADRID.
Tlf: 91 4084112 Fax: 91 408 70 47. Email: comunicacion@fidc.gloobal.net

SPIP |