La ONAEM presentó un estudio que se elaboró en Bolivia “El trabajo sexual tiene el rostro de una mujer joven y migrante”

Martes 4 de febrero de 2014

Autora: Verónica Zapana, Página Siete

Editorial y canal: Capítulo Boliviano de Derechos Humanos, Democracia y Desarrollo (CBDHDD)

Tipo de documento: Noticia

Idioma: Español

Tema: Derechos laborales

Palabras clave: Derechos humanos, discriminación, juventud, migrantes, proxenetas, salud y trabajo sexual.

Países y regiones: Bolivia

En Bolivia el trabajo sexual tiene el rostro de una mujer de entre 18 a 25 años, migrante, que radica en Santa Cruz y trabaja hasta ocho horas diarias, de cinco a siete días a la semana, atendiendo a 34 clientes semanalmente, de acuerdo con un estudio divulgado el 28 de enero por la Organización Nacional de Activistas por la Emancipación de la Mujer (Onaem).

De acuerdo con la presidenta nacional de la organización, Evelia Yucra, el estudio de la situación de las trabajadoras sexuales se realizó entre 1.500 afiliadas a la organización en 2013 y fue presentado en la mesa de trabajo para redactar un proyecto de ley en favor de esta población, que busca que su labor sea reconocida por el Estado.

Yucra explicó que las encuestadas en todo el país son mujeres. "Ya que hasta la fecha los hombres no se acercaron a la organización”, explicó.

El estudio revela que el rango de edad de quienes desempeñan el oficio está entre los 18 a 25 años. "Eso demuestra que el rostro del trabajo sexual es joven; sin embargo, las mujeres adultas y de la tercera edad también ejercen”, resalta el informe.

El informe expresa que cinco de cada 10 trabajadoras sexuales son migrantes de otras ciudades, que radican en capitales y que el 80% de ellas tiene al menos un hijo y que por lo general tienen tres. Sin embargo, mantienen a otros individuos: "Tienen a cinco personas a su cargo”.

El 64,8% trabaja en lenocinios, aunque también en whiskerías, casas de citas, bares y otros. Trabajan de cinco a ocho horas cada día y entre cinco a siete días a la semana, según el informe.

Semanalmente, cada trabajadora sexual tiene un promedio de 34 clientes. "Es un trabajo en el cual circula bastante dinero”, afirmó Yucra, por lo que precisó que es necesario que sea reconocido en la sociedad.

"Hay un proyecto de ley presentado a la Cámara de Diputados, pero no beneficia a las trabajadoras; nosotros queremos que el que se apruebe sea a favor de todos, no sólo de los proxenetas”, destacó.

Discriminación

De acuerdo con la representante de la organización en Santa Cruz, Verónica Pérez, estas trabajadoras también exigen el derecho a una atención de salud integral. "En un hospital, cuando decimos que somos trabajadoras sexuales, lo único que hacen es vernos los órganos sexuales y no el resto del cuerpo”, dijo. Según Yucra, el carnet sanitario es un documento que vulnera sus derechos porque cualquier persona lo pide. "Queremos que se elimine y haya otro”, afirmó.

Resaltó que en los bancos y en las casas sufren discriminación, porque no les quieren otorgar préstamos o dar en alquiler una vivienda cuando se enteran que desempeñan ese trabajo.

La presidenta de Derechos Humanos, Yolanda Herrera, afirmó que apoyará a estas organizaciones para evitar la vulneración de los derechos de sus afiliadas.

Opinión

LIly Cortez Dirigenta de las trabajadoras nocturnas

"Queremos un mejor trato”

Esta organización (Onaem) es manipulada por terceras personas y no están muy bien asesoradas. Nosotras estamos pidiendo-en el proyecto de ley que está en la Cámara de Diputados y que será enviado en los siguientes días al pleno- un mejor trato hacia las trabajadoras sexuales, la jubilación y evitar la discriminación de la sociedad.

Ahora, como cualquier persona, están en su derecho de exigir alguna demanda, pero que sea provechosa para las trabajadoras y que no pidan lo que ya se tiene.

Ver en línea : La ONAEM presentó un estudio que se elaboró en Bolivia “El trabajo sexual tiene el rostro de una mujer joven y migrante”

Tejiendo Redes.
C/ Hermanos García Noblejas, 41, 8º. 28037 - MADRID.
Tlf: 91 4084112 Fax: 91 408 70 47. Email: comunicacion@fidc.gloobal.net

SPIP |