Grupo Sur

Manifiesto ante los hechos de violencia suscitados el pasado jueves 4 de octubre en la Cumbre de Alaska, Guatemala

Bruselas, 16 de octubre de 2012

Miércoles 17 de octubre de 2012

Todas las versiones de este artículo: [Español] [français]

Fuente: Movimiento Tzuk Kim Pop / Rocío Hernández

Lugar y fecha: Bruselas, Bélgica - 16 de octubre de 2012

Firmantes: Grupo Sur, Red Europea de Cooperación Internacional en América Latina y el Caribe

Idioma: español

Descripción: Manifiesto internacional ante las violaciones de derechos humanos y hechos de violencia ocurridos en Guatemala el 4 de octubre de 2012.

Las organizaciones de cooperación al desarrollo y de derechos humanos miembros de la alianza de ONGD’s Europeas Grupo Sur muestran su profunda preocupación por las acciones de represión criminal que han tenido lugar contra el pueblo Maya K’iche’ de 48 cantones de Totonicapán y, en general, por la criminalización de la protesta social que no cesa de agravarse en Guatemala bajo el gobierno de Otto Pérez Molina.

El pasado jueves 4 de Octubre de 2012, el pueblo Maya-K’iche’ de Totonicapán y las autoridades indígenas de los 48 cantones habían organizado una manifestación pacífica en el kilómetro 170 de la carretera interamericana con el objeto de expresar al Gobierno de la República de Guatemala su oposición a:

El alza desmedida a la tarifa del suministro de energía eléctrica en el municipio de Totonicapán. La propuesta de reformas a la Constitución Política de la República de Guatemala, puesto que no reconoce plenamente los derechos y oportunidades de desarrollo de los pueblos indígenas. La imposición de la reforma educativa, que afecta fundamentalmente el derecho a la educación de la población rural e indígena de Guatemala.

Mientras una delegación de representantes de la organización ancestral de los 48 Cantones, junto al Comisionado para el diálogo, Miguel Ángel Balcárcel se dirigían a la Casa Presidencial con la esperanza de que el Presidente de la República Otto Pérez Molina les recibiera, las fuerzas militares y policiales desataron una brutal acción contra ciudadanos y ciudadanas que estaban pacíficamente reunidos. Esta agresión provocó la muerte de al menos ocho personas de diferentes comunidades e hirió gravemente a más de 30 manifestantes.

En estos momentos de dolor y repudio ante estas muertes, nos solidarizamos con el pueblo de Totonicapán y especialmente con las familias que ahora lloran a las víctimas mortales de dicha agresión, a la vez que exigimos se garantice la seguridad de las autoridades indígenas y del pueblo Maya-K’iche’ de Totonicapán, para evitar que continúen las agresiones a su integridad.

Nos unimos a la preocupación expresada por las organizaciones indígenas y de derechos humanos de Guatemala con respecto a la criminalización de la protesta social y a la militarización de las comunidades indígenas del país, cuya finalidad es predominantemente represiva y discriminatoria, pues acciones de este tipo constituyen serios retrocesos en materia de derechos humanos y debilitan el Estado de Derecho.

En atención a lo planteado y vistos el Tratado de Lisboa, la cláusula democrática presente en las relaciones UE-América Central1, así como las Directrices de la Unión Europea relativas a los defensores de los derechos humanos, queremos poner en conocimiento de la Alta Representante de la Unión Europea para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad , así como de las Misiones de la Unión Europea en Guatemala de la Delegación de la UE en Guatemala y de la opinión publica europea, lo siguiente:

Condenamos públicamente los hechos que han costado la vida de ocho personas y pedimos a las autoridades de la UE que impulsen una visita de observación independiente para investigar lo acaecido, examinar las demandas de los pueblos indígenas afectados por las medidas gubernamentales y promover medidas que garanticen la defensa de sus derechos. Demandamos de forma urgente la elaboración de un informe sobre los hechos acaecidos y la depuración de responsabilidades de los funcionarios públicos y altos mandos de las fuerzas de seguridad del Estado por las graves violaciones de los derechos humanos cometidos contra los miembros de pueblo maya Kiche ?de Totonicapan y en otros casos acaecidos anteriormente en Barillas, San José el Golfo y el Valle del Polochic.

Recordamos al Estado de Guatemala su obligación de impulsar medidas de seguridad democrática acordes a las obligaciones adquiridas a través de la ratificación de los Convenios Internacionales de Derechos Humanos y en particular el Convenio 169 de la OIT y en la Declaración de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas.

Instamos al Parlamento Europeo, los Servicios Exteriores de la Unión Europea y al Consejo de Ministros a que velen por el respeto de los derechos fundamentales de los pueblos y comunidades de Guatemala, garantizando la plena aplicación de las Directrices de la Unión Europea sobre Defensores de Derechos Humanos del año 2004 en un país donde la lucha contra la impunidad es condición sine qua non para avanzar hacia la paz y la buena gobernanza.

La Unión Europea debe asegurar la implementación efectiva de la cláusula democrática del Acuerdo de Cooperación entre la UE y Centroamérica que establece el respeto de los principios democráticos y de los derechos humanos.

Ver Manifiesto en línea y PDF

Ver en línea : Manifiesto ante los hechos de violencia suscitados el pasado jueves 4 de octubre en la Cumbre de Alaska, Guatemala

Tejiendo Redes.
C/ Hermanos García Noblejas, 41, 8º. 28037 - MADRID.
Tlf: 91 4084112 Fax: 91 408 70 47. Email: comunicacion@fidc.gloobal.net

SPIP |