Otro gobierno que naufraga Columna de Helmer Velásquez

Viernes 25 de octubre de 2013

Autoría: Helmer Velásquez

Editorial y Canal: Coordinación de ONG y Cooperativas (CONGCOOP)

Tipo de documento: Artículo

Idioma: Español

Tema: Política

Palabras clave: Agricultura familiar, anomia social, desarrollo rural, explotación minera, homicidios, pobres, política agraria y reforma fiscal.

Países y Regiones: Guatemala

Carácter y decisión. Atributos que duraron poco al equipo Pérez Molina, pronto devino en un gobierno flácido con el crimen, represivo con los pobres, incoherente, inconexo, y contradictorio entre sí; entreguista con el patrimonio natural; el otorgamiento de licencias de explotación minera y la concesión de la dársena de Puerto Quetzal son apenas botones de muestra. De mano dura se transitó a mano peluda. La transparencia, no fue más que un señuelo, mientras se oculta el patrimonio Presidencial. Homicidios y extorsión continúan rampantes y al alza, Militarizar el Ministerio de Gobernación y la seguridad pública, no sirvió para nada, a excepción, claro, de haber otorgado chance a los cuates de la “promo”.

Al Gobierno Pérez y su cohorte, nada les sale, quizá porque en el fondo no quieren que les salga, este es el caso de la Ley de Desarrollo Rural Integral, en donde el patriota Presidente del Legislativo guardó aquella iniciativa de ley en lo bajo de su diván parlamentario. La política agraria sigue sin formularse, y para la agricultura familiar campesina “no hay fichas” suficientes en el presupuesto actual, ni se prevé en el próximo. La Reforma Constitucional, resultó un chiste de mal gusto que acabó con la escasa credibilidad gubernamental; la reforma fiscal no pasó de ser un cohete que se “sopló” el cual –casualmente- en su escaso alcance, solo llegó a afligir más a los asalariados y dejó imperturbables los evasores de siempre. En las aduanas, la presumida transparencia no fue más que una tregua para el reacomodo de mafias. Los jerarcas llevados por los patriotas, honrados hasta la médula “fracasaron” en evitar el contrabando de furgón.

La última “pensada” intervenir las aduanas presagia otro fracaso naranja, esto debido a que el debate sobre la cuestión, en la barra gubernamental no parece ser más que una pugna de intereses, escasamente lícitos, y para echarle más leña al fuego, se confirma la voz popular, en la SAT se “clonan” carros robados. Conclusión: en este gobierno la mafia floreció. Afortunadamente, los gobiernos no son reciclables, menos aún, luego de las folklóricas declaraciones de la señora Vice Presidenta en relación a Peña Nieto y el desparpajo sobre el fútbol Mexicano del estadista Pérez Molina. Es decir, con objetiva evidencia se confirma: estamos frente a otro gobierno, que arriba a su segundo año de mandato sin aire y alto desprestigio. Se tratara esto, de un anatema producto de antiguos pecados de los guatemaltecos. NO. Esto es el resultado de la anomia social existente.

Ver en línea : Otro gobierno que naufraga Columna de Helmer Velásquez

Tejiendo Redes.
C/ Hermanos García Noblejas, 41, 8º. 28037 - MADRID.
Tlf: 91 4084112 Fax: 91 408 70 47. Email: comunicacion@fidc.gloobal.net

SPIP |