Porque creemos en la democracia y en la paz: ¡No a las violencias en Venezuela!

Lunes 24 de febrero de 2014

Autoría: Consejo de Educación Popular de América Latina y El Caribe (CEAAL)

Editorial y canal: Centro de Participación para la Paz y los Derechos Humanos (CePaDeHu)

Tipo de documento: Pronunciamiento

Idioma: Español

Tema: Derechos humanos

Palabras clave: Ciudadanía, democracia, derechos de los pueblos, derechos humanos, desarrollo, educadores/as populares, globalización, monopolio, paz y transnacionales.

Países y regiones: Venezuela

1. Frente a la situación de conflictividad que hoy día vive Venezuela, a propósito de protestas estudiantiles que han sido reprimidas, el CEAAL desea hacer un llamado al cese de la violencia y a la búsqueda del entendimiento entre las partes, de forma de encontrar un modo de convivencia pacífica en que se diriman los conflictos con las herramientas básicas de la democracia.

2. Reconocemos que en Venezuela la situación política se ha tornado polarizada, de desconocimiento y no aceptación de la diversidad de opinión, cuyo abordaje amerita la intervención de múltiples y diversos actores. Los cambios y transformaciones planteados por la Revolución Bolivariana han enfrentado demasiados problemas y contado con una muy débil voluntad de las partes para abordarlos de manera coherente, a fin analizar y dar salida a la compleja estructura que los genera.

3. Construir caminos de transformación es la apuesta que realiza Venezuela desde hace unas décadas, pero reconocemos que lo realiza en el marco de una gran complejidad, en las que hay el riesgo que se desdibujen las legítimas aspiraciones de trasformación.

4. Considerando estos escenarios, los educadores (as) populares que se convocan en el Consejo de Educación Popular de América Latina y El Caribe (CEAAL) apostamos por la PAZ como expresión de la convivencia de la diversidad, el DIALOGO como el espacio de encuentro y la DEMOCRACIA participativa que pone el sentido colectivo como aspiración última.

5. El CEAAL apuesta y busca contribuir a la vigencia de: a) Regímenes políticos y sociales que reflejen una nueva democracia radical, representativa, participativa y descentralista. Una democracia con una ciudadanía que se manifiesta a través del empoderamiento ciudadano en el ejercicio participativo democrático en todas las esferas de la vida. b) Una nueva economía al servicio de la gente que elimine todas las formas de explotación; que garantice los servicios básicos como derechos de la gente; que asegure la soberanía alimentaria y energética, cancelando los monopolios, oligopolios y el abuso de las posiciones de dominio en el mercado; que tome en cuenta y proteja los derechos de los consumidores. Una economía soberana en la que la propiedad estatal de recursos naturales se utilice en función de un proyecto de desarrollo nacional, la sustentabilidad de los ecosistemas y el pleno respeto de los derechos de los pueblos. c) Un Estado garante los derechos humanos de todas las personas, reconociéndonos interculturales con políticas públicas que aseguren los derechos de todos y todas. Un Estado que se posicione soberanamente frente a la pretensión de una globalización dominada por la hegemonía de las transnacionales. Un Estado que priorice las relaciones económicas, políticas, sociales y culturales con nuestros vecinos, respetando y haciendo respetar la soberanía e integridad territorial de nuestros países. Asimismo, un Estado que a la par que sea solidario con todos los pueblos del mundo, y en especial con aquellos que sufren opresión, se caracterice por la promoción de una paz y desarrollo internacional estable basada en relaciones internacionales justas.

6. Por lo que ante los hechos que vienen sucediendo con el querido pueblo venezolano, creemos que solo un proceso de paz y de diálogo, es capaz de detener la alta polarización y la violencia y la urgencia de la defensa de los derechos humanos de todas y todos (no importando su posición política). Solidarizarnos con todas las familias que han perdido a sus seres queridos, a sus jóvenes, e instamos al cese de las violencias.

7. El CEAAL como movimiento de educadores (as) populares busca contribuir desde una lógica de educación popular transformadora, para establecer espacios de diálogo, negociación y pacificación que no signifiquen perder las conquistas sociales logradas pero que impliquen mayor apertura a otras propuestas y dinámicas que las que se impulsan sólo desde las estructuras de gobierno. Porque estamos convencidos que la participación ciudadana es una garantía en la construcción de gobiernos democráticos transformadores.

8. Abrazamos y apoyamos al conjunto de Instituciones que dan vida al Colectivo de CEAAL en Venezuela. Educadoras y Educadores que durante años trabajan por un país justo y participativo, motivados por el bienestar colectivo del pueblo venezolano. Para ellas y ellos, el apoyo latinoamericano de la Red y la esperanza que la Paz y la convivencia llegará prontamente.

Sentirse Latinoamericano significa velar por el bienestar de cada uno de nuestros pueblos...

Ver en línea : Porque creemos en la democracia y en la paz: ¡No a las violencias en Venezuela!

Tejiendo Redes.
C/ Hermanos García Noblejas, 41, 8º. 28037 - MADRID.
Tlf: 91 4084112 Fax: 91 408 70 47. Email: comunicacion@fidc.gloobal.net

SPIP |