Venezuela: Condiciones necesarias para el diálogo por la paz

Miércoles 5 de marzo de 2014

Autoría: Rafael Uzcategui*

Editorial y canal: Radio Fe y Alegría

Tipo de documento: Pronunciamiento

Idioma: Español

Tema: Política

Palabras clave: Diálogo, legitimidad política, participación social, personas privadas de libertad y violaciones a los derechos humanos.

Países y regiones: Venezuela

Ante la convocatoria realizada por el presidente Nicolás Maduro a la realización de una “Conferencia Nacional de Paz”, Provea ha hecho pública su opinión ante dicha iniciativa gubernamental. A continuación, los comentarios realizados por nuestra organización de derechos humanos:

“Provea, así como el resto de las organizaciones de derechos humanos del país hemos insistido en que el diálogo, realizado por los canales democráticos establecidos en nuestra Constitución, es el camino para la solución de las diferencias entre los venezolanos y venezolanas. Desde el año 2002, por lo menos, hemos reiterado este llamado, convicción que hoy calificamos de urgente y necesaria.

Sin embargo, el diálogo en nuestro contexto y para ser efectivo, necesita de unas condiciones mínimas para que pueda servir de instrumento para el acuerdo de políticas públicas y respeto a los derechos humanos. En opinión de Provea estas condiciones son:

a) El reconocimiento de la legitimidad política de los dos principales actores.

b) El uso de un lenguaje de respeto y tolerancia para referirse a quien se percibe como contrario político.

c) La liberación inmediata e incondicional de las personas privadas de libertad por participar en una manifestación pacífica y cese a los juicios por ejercer el derecho a la protesta pacífica.

d) La emisión de mensajes claros por parte del Ejecutivo para poner a la orden del ministerio público los funcionarios policiales y militares presuntamente involucrados en varios de los casos de manifestantes asesinados en los últimos días.

e) La difusión de mensajes claros por parte del Ejecutivo acerca de la aplicación de la Ley Especial para Prevenir y Sancionar la Tortura y otros tratos crueles, inhumanos o degradantes para los funcionarios policiales y militares que hayan incurrido en delitos penalizados por dicha normativa.

f) La expresión clara y sin titubeos de la voluntad política de contribuir a que se investiguen y sancionen de manera expedita y transparente todas las denuncias sobre violaciones a los derechos humanos en el país.

g) La sanción administrativa o remoción de los altos funcionarios públicos que, excediendo sus funciones, han adelantado opinión o sentencia acerca de la responsabilidad de los muertos y heridos en el marco de manifestaciones sin contar con ninguna investigación penal o criminalística que avale sus declaraciones.

h) La condena a los grupos paramilitares que han estado actuando con absoluta impunidad colaborando con la represión a los manifestantes y señales claras de investigación y sanción de los delitos cometidos en el marco de las recientes protestas.

i) La promoción e implementación de un mecanismo de diálogo, bajo la modalidad de conferencia nacional o cualquier otra, que no sólo incluya a los líderes políticos, sino al resto de los actores sociales del país: sindicalistas, trabajadores, profesores, estudiantes universitarios, beneficiarios de las misiones sociales y activistas populares en diferentes áreas. El país necesita de un diálogo social incluyente para el acuerdo de políticas públicas con respeto a los derechos humanos, surgidas del más amplio consenso.

J) La incorporación en la agenda de diálogo de aspectos esenciales que hoy afectan a la mayoría de la población tales como la inseguridad, inflación y escasez.

j) La solicitud de participación como mediadores de organismos como la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, Unasur y el bloque regional Mercosur.

k) Un llamado claro y contundente de la dirigencia política de la oposición contra quienes en distintas partes del país se empeñan en mantener focos de violencia”.

Mientras las condiciones anteriores no se cumplan, Provea considera muy difícil que se obtengan resultados positivos y duraderos que permitan comprometer a las institucionalidad del país, los factores políticos y sociales a mantener un clima de convivencia pacífica, solución democrática de los conflictos y diseñar políticas públicas de consenso frente a los graves problemas que afectan a la familia venezolana.

Un diálogo no solamente debe realizarse para desmovilizar a las personas que actualmente protestan en todo el país, sino para discutir de manera democrática cuáles deben ser las medidas en materia social, política y económica que deben promoverse en el país para el combate a la pobreza y la vigencia de los derechos humanos y la democracia.

⃰* Coordinador de Investigación de Provea

Ver en línea : Venezuela: Condiciones necesarias para el diálogo por la paz

Tejiendo Redes.
C/ Hermanos García Noblejas, 41, 8º. 28037 - MADRID.
Tlf: 91 4084112 Fax: 91 408 70 47. Email: comunicacion@fidc.gloobal.net

SPIP |