El Principio de Equidad se Encuentra Bajo Ataque en la Agenda de Desarrollo para la etapa después de 2015

Miércoles 28 de agosto de 2013

Todas las versiones de este artículo: [English] [Español]

Fecha: 27 de agosto de 2013.

Tipo: Noticias.

Fuente: IBON International.

Palabras claves: Asia y el Pacífico, agenda de desarrollo para la etapa después de 2015, Objetivos de Desarrollo del Milenio.

La sociedad civil ha involucrado a los gobiernos de la región Asia y el Pacífico para que participen en el Diálogo Ministerial Asia y el Pacífico y se enfrasquen en un verdadero cambio transformativo. Sin embargo, las propuestas que articulan fuertemente la necesidad de equidad han recibido una enérgica oposición por parte de Estados Unidos y otros países desarrollados que ni siquiera forman parte de la región sino que son miembros de la Comisión Económica y Social para Asia y el Pacífico de Naciones Unidas (CESPAO). Estados Unidos, Reino Unido, Francia y otros países desarrollados forman parte del grupo principal que materializó la formación de la CESPAO como parte de la reconstrucción acaecida después de la guerra bajo el Plan Marshall.

Paul Quintos de la Campaña a Favor de los Objetivos del Pueblo señaló que esta acción de obstruccionismo se realiza para culpar por el resultado poco inspirado de la reunión ministerial, que está plena de reconocimientos vagos respecto de la necesidad de ayudar a los países en desarrollo así como elocuentes declaraciones respecto de la erradicación de la pobreza y el desarrollo sostenible. Neth Dano del Grupo ETC – Action Group on Erosion, Technology and Concentration que esto ha traído como resultado un borrador castrado ya que los países desarrollados se niegan a reconocer responsabilidades comunes pero diferenciadas y otros principios de Río al bloquear cualquier referencia a esto en el borrador de la reunión Ministerial. Chee Yoke Ling de Third World Network (TWN) recalcó que por lo tanto resulta importante que la sociedad civil asegure y trate de sumar como nuestros aliados a los países en desarrollo en la región, luchar por principios ya acordados con antelación y aislar aquellos que no formen parte por legítimo derecho de la región.

La desigualdad y la injusticia son temas de urgente preocupación para los pueblos que forman parte de la región de Asia y el Pacífico. Se le da demasiado bombo al crecimiento económico robusto en medio de una desigualdad, pobreza, hambruna y desempleo que cada día empeoran más. Los delegados a la ministerial admiten de buena voluntad que la creciente desigualdad ha socavado el crecimiento alcanzado. En línea con esto, el mensaje subyacente que prevalece y que transmiten los gobiernos y las instituciones regionales se ha concentrado en la importancia de florecientes economías, un sostenido crecimiento económico y hacer que las economías sean más incluyentes para lograr ocuparse de los desafíos de desarrollo de pobreza y desigualdad en la región. ADB destacó la importancia de forjar nuevas asociaciones, con énfasis particular en el sector privado, para satisfacer las necesidades de desarrollo de la región. Mientras tanto, el Secretario General de la ASEAN explicó que la integración regional por intermedio de los proyectos de la comunidad ASEAN (económica, política y socio-cultural) resultan cruciales para fijar el derrotero hacia un desarrollo sostenible en la región.

Algunos países menos adelantados han formulado dudas sobre la eficacia del crecimiento económico como indicador del desarrollo. Bhután impugnó el uso del Producto Interno Bruto (PIB) como indicador fundamental del desarrollo e introdujo en su defecto el Índice de Felicidad Bruto. Bangladesh cuestionó la práctica de tratar el crecimiento económico como un fin por sí, en lugar de ser un mero instrumento para alcanzar un objetivo.

India destacó la tarea crucial de hacer frente a la desigualdad en el consume de los recursos globales y el consume insostenible y patrones de producción a fin de alcanzar la sostenibilidad. TWN, que también era miembro del panel en una de las mesas redondas, destacó que el principio de CBDR es mucho más importante en la actualidad ya que la desigualdad cada día se ve más manifiesta; y que la erradicación de la pobreza debe ir de la mano con la redistribución de la riqueza. Reglas injustas en el comercio internacional, las finanzas, los derechos de propiedad intelectual y las inversiones impiden los esfuerzos a promover un desarrollo sostenible en el Sur. Las políticas nacionales están conformadas por intereses corporativos que le otorgan prioridad al capital foráneo por encima del capital interno. Mientras tanto, los regimenes comerciales que persiguen las así llamadas agendas de desarrollo sencillamente terminan dando un impulso nuevo a la liberalización que disminuye aún más el espacio político de los países en desarrollo. Los acuerdos comerciales se han convertido en algo tan secreto que en estos momentos firmar un acuerdo secreto es una de los requisitos previos para sumarse a un acuerdo de asociación económica. Estos son los verdaderos y sistémicos temas económicos en el comercio y las finanzas que resultan cruciales enfrentar pero que están ausentes del informe HLP.

Nurgul Djanaeva de la ONG Major Groups instó a los gobiernos para que se alejen de economías regidas por el Mercado en su enfoque al desarrollo hacia un nuevo marco de desarrollo que se denomina justicia de desarrollo. Ella explica que la justicia de desarrollo deberá verse enmarcada en cinco cambios fundacionales: justicia redistributiva, justicia económica, justicia social, y responsabilidad de los pueblos. Deberá descansar en la necesidad de reconfirmar el desarrollo para que no solo beneficie a las pocas élites y se base en el reconocimiento que la erradicación extrema pobreza que necesariamente entraña la erradicación de la extrema riqueza.

En la tarde, la sociedad civil se reunió con el Embajador Macharia Kamau de Kenia, Co-Presidente del Grupo de Trabajo Abierto sobre los Objetivos de Desarrollo Sostenible. Éste fue un diálogo franco y abierto donde las organizaciones de la sociedad civil expresaron cierta insatisfacción con sumarios parciales y selectivos de las deliberaciones en las reuniones de OWG que omiten importantes insumos que brindan las organizaciones de la sociedad civil, los países en desarrollo y otros participantes. El informe también mostró un sesgo hacia las posiciones del sector privado. Las organizaciones de la sociedad civil están ofendidas e indignadas por la respuesta brindada por el Co-Presidente que con demasiada ligereza descartó las preocupaciones de la sociedad civil. El Co-Presidente aduce que es un problema de la sociedad civil si sus mensajes no se transmiten porque sus representantes en Nueva York no llevaron sus mensajes con eficacia por lo que no se le puede pedir cuentas a OWG.

La inequidad tanto dentro como entre los países en la región se mantiene igual. Eni Lestari de International Migrants Alliance (IMA) cerró la sesión con un fuerte mensaje a los líderes regionales para que aprovecharan la peculiar oportunidad que brinda la agenda de desarrollo para la etapa después de 2015. Ella comparte su historia como trabajadora doméstica migrante en Hong Kong para brindarle a los gobiernos un sentido de lo que el enfoque hacia un desarrollo regido por el Mercado le causa a los miles de millones de sus constituyentes. Ella continuó diciendo que tanto el desarrollo como el enfrentamiento a la desigualdad se han convertido en la palabra de moda entre los grupos de la sociedad civil, los gobiernos y las instituciones en la región. Si bien esto refleja un mayor nivel de conciencia y podría verse como un desarrollo acogido con agrado, igualmente constituye un elemento de alarma ya que los nuevos discursos que atacan la desigualdad y “no dejar nada por detrás” han ocupado la escena. La sociedad civil debe ahora enfrentar el desafío de poner al desnudo y oponerse a las nuevas modificaciones de lo que en realidad siguen siendo las mismas cansadas políticas neoliberales que han impulsado la desigualdad y han exacerbado el bienestar de las personas de la base. La Sra. Lestari concluyó su intervención instando a los líderes de la región a tuvieran valor y rindieran honor a los constituyentes de nuestro mundo compartido al que se le han denegado los derechos por haberse comprometido con la justicia del desarrollo. (Erin Palomares, Bangkok)

Notas a los editores:

* 92 organizaciones de la sociedad civil de 21 países de toda la región se reunieron los días 23 y 24 de agosto de 2013 para realizar la consulta regional del Asia y el Pacífico de las organizaciones de la sociedad civil a favor de una justa y transformativa agenda del desarrollo. El documento final, la Declaración de Bangkok de la Sociedad Civil: De lo Incluyente al Desarrollo Justo se anexa aquí. http://www.unescap.org/Sustainable-... .

* La Consulta de las Organizaciones de la Sociedad Civil del Asia y el Pacífico pretendía contribuir al debate en el Diálogo Ministerial: Desde los Objetivos de Desarrollo del Milenio hasta la Agenda de Desarrollo de Naciones Unidas para el período más alla de 2015. http://apmd2013.unescap.org/

Para más información, por favor póngase en contacto con:

Paul Quintos, pquintos@iboninternational.org , +63 9175 490 412 (internacional)

Ver en línea : IBON International

Tejiendo Redes.
C/ Hermanos García Noblejas, 41, 8º. 28037 - MADRID.
Tlf: 91 4084112 Fax: 91 408 70 47. Email: comunicacion@fidc.gloobal.net

SPIP |