La Campaña en favor de las Metas del Pueblo brinda respuesta a la presentación del Informe elaborado por un Panel de Alto Nivel

Martes 4 de junio de 2013

Todas las versiones de este artículo: [English] [Español]

Fecha: 31 de mayo de 2013.

Tipo: Declaración.

Fuente: Campaña en favor de las Metas del Pueblo.

Palabras claves: agenda de desarrollo para la etapa después del 2015, desigualdades, Panel de Alto Nivel de las Naciones Unidas, desarrollo sostenible.

SEGÚN EL CRITERIO DE LA SOCIEDAD CIVIL, EL INFORME ELABORADO POR EL PANEL DE ALGO NIVEL NO SE CENTRA EN LAS DESIGUALDADES EXISTENTES EN LO QUE SE REFIERE A LA RIQUEZA Y EL PODER

Grupos de la sociedad civil han respondido con desaliento al tan largamente esperado informe elaborado por un Panel de Alto Nivel de las Naciones Unidas para ser presentado al Secretario General de las Naciones Unidas respecto del marco de desarrollo para la etapa posterior a 2015. Si bien el informe aspira a erradicar la pobreza extrema y promover un desarrollo sostenible no ha logrado elaborar y presentar recomendaciones o metas sólidas que impugnen a los sistemas económicos que alimentan las desigualdades y la degradación medioambiental a tenor con lo expresado por diversos grupos de organizaciones civiles de varias partes del mundo.

“El informe habla bastante acerca de la desigualdad pero no dice nada que permita realmente reparar la masiva concentración de riquezas, recursos o poder que yace en el centro de la pobreza, la injusticia y la ruina medioambiental en la actualidad” manifiesta Paul Quintos de IBON International. Ciertamente no se detecta ni una sola mención de la palabra “redistribución” o “redistributivo” en el documento formado por 81 páginas. “En su lugar se limita a promover más de lo mismo – más crecimiento económico regido por la inversión del sector privado, e incluso llega más lejos, promueve la Organización Mundial del Comercio que ha perdido todo crédito al fungir como protectora de las multinacionales” añadió. “Estas estrategias son muy buenas para los multimillonarios pero no resultan buenas para los trabajadores que mueren en las fábricas, ni tampoco resultan buenas para los pueblos indígenas que se ven desplazados a la fuerza de sus tierras para asegurar las ganancias de las compañías mineras, ni tampoco resultan buenas para los trabajadores domésticos inmigrantes que tienen que trabajar un número de horas interminables sin tener días de descanso, salarios o protección alguna”.

“La ausencia de un compromiso absoluto que permita alcanzar un trabajo decente para todos resulta una omisión seria” expresa Sharan Burrow, Secretaria General de la Confederación Internacional Sindical. “No basta con fijar una meta de lograr que el número de personas que viven con menos de $1.25 al día sea cero. Esto es lo que se les paga en la actualidad a los trabajadores de Bangladesh que elaboran prendas de vestir para los mercados mundiales, al igual que es lo que cobran los trabajadores de la construcción que levantan rascacielos y construyen estadios de futbol en los países del Golfo y los trabajadores agrícolas que producen para las corporaciones alimentarias globales”, añadió ella. “La creación de empleos, los derechos de los trabajadores, la protección social y el diálogo social no se debe considerar como una elevada ambición para los países en desarrollo. Esto es algo discriminatorio y una explotación que no se puede aceptar”, concluyó sentenciando.

El informe incluye solamente una meta independiente relacionada con la igualdad de género, algo que esperaban muchas organizaciones de mujeres, y fija una meta para la salud y los derechos sexuales y reproductivos a nivel universal pero la misma sigue siendo criticada por muchos grupos de mujeres.

“Si bien resulta agradable esta meta independiente y la inclusión de los derechos sexuales y reproductivos, nos sentimos insatisfechos de que el informe no se ocupe de las desigualdades económicas fundamentales que existen entre los países, entre los ricos y los pobres así como entre los hombres y las mujeres” manifestó Kate Lappin del Foro Asia – Pacífico sobre la Mujer, el Derecho y el Desarrollo. “Esperábamos ver metas trascendentes que permitirían asegurarles a las mujeres empleadas domésticas un salario con el cual vivir, que enviara un claro mensaje sobre el tema del acaparamiento de tierras y los desalojos forzados yy que aseguraría que los gobiernos pusieran en práctica medidas concreas tales como la disminución de los gastos militares y un aumento en el gasto destinado a los servicios sociales universales” dijo.

La sociedad civil también expresó su preocupación porque el informe no fija ninguna meta específica para encarar el cambio climático. “Han incluido una meta para permanecer por debajo de 2c de calentamiento pero no existe ninguna obligación para que los gobiernos realicen algún tipo de acción y nada que le imponga a los países responsables – aquellos países que han tenido más que ver con el calentamiento global – la realización de acciones para enmendar esa situación. El informe es muy cuidadoso a la hora de referirse a la cuestión del financiamiento para el desarrollo sostenible y recomienda que una próxima conferencia de las Naciones Unidas debería ocuparse de ese asunto. “¿Dónde está el sentido de urgencia que este planeta necesita actualmente de una transformación para sobrevivir?, se pregunta Ahmad SH de WALHI-Friends of the Earth, de Indonesia.

El informe reconoce la necesidad de mejorar los sistemas de rendición de cuentas, en particular mediante el incremento del acceso a la información mediante una nueva “revolución de los datos”. Pero el informe no reconoce la necesidad de marcos regulatorios más Fuertes, en especial para el sector corporativo, que es el responsable de gran parte de la producción insostenible y los patrones de consumo que prevalecen en el mundo actualmente. En vez de eso, se centra en “la buena disposición de las grandes corporaciones así como de los gobiernos para informar respecto de su impacto medioambiental y social además de liberar las cuentas financieras.”

El Informe del Panel de Alto Nivel contiene elementos positivos y un número de recomendaciones que se acogen con agrado tales como:

Reconoce los derechos humanos, en particular el derecho a los alimentos, los derechos sexuales y reproductivos, la libertad de reunión, un proceso con todas las garantías, etc., y propone un número de metas que se basan en los derechos. Pide la desagregación de los datos por riqueza (percentil bajo) , género, locación, edad, discapacidad; una meta de género y el fin del matrimonio de menores; reconoce la protección social y propone algunas metas universales relacionadas con el agua, la sanidad, y la energía; pide el fin del subsidio a las combustibles fósiles y la reducción de los flujos financieros ilícitos y de la evasión fiscal. “Sin embargo, por tratarse de un informe que debería fijar la agenda para el debate entre gobiernos y otros participantes, exigimos un análisis más atrevido y más visionario y un conjunto de recomendaciones que incluyan medidas para la redistribución de la propiedad, el acceso a y el control sobre los recursos productivos para que nadie se vea privado de las bases para poder vivir con dignidad y libertad y en armonía con la naturaleza” , explicaba Azra Sayeed de Roots for Equity en Paquistán.

La Campaña a favor de las Metas del Pueblo por un Desarrollo Sostenible pide al Secretario General de las Naciones Unidas que vaya más allá del informe elaborado por el Panel de Alto Nivel y formule recomendaciones mucho más ambiciosas, para los estados miembros, que se ocupen de las causas estructurales que dificultan el desarrollo sostenible.

Ver en línea : http://peoplesgoals.org/high-level-...

Tejiendo Redes.
C/ Hermanos García Noblejas, 41, 8º. 28037 - MADRID.
Tlf: 91 4084112 Fax: 91 408 70 47. Email: comunicacion@fidc.gloobal.net

SPIP |