La equidad y la justicia en el centro de la agenda de desarrollo para la etapa después de 2015.

Miércoles 28 de agosto de 2013

Todas las versiones de este artículo: [English] [Español]

Fecha: 27 de agosto de 2013.

Tipo: Comunicado de prensa.

Fuente: APWLD.

Palabras claves: Equidad, justicia, agenda de desarrollo para le etapa después de 2015, Objetivos de Desarrollo del Milenio.

La sociedad civil de Asia y el Pacífico insta a los líderes regionales: Sean valientes y sitúen la equidad y la justicia en el centro de la agenda de desarrollo para la etapa después de 2015.

Bangkok, Tailandia, 27 de agosto de 2013.

Ministros y otros representantes de de alto nivel a todo lo largo y ancho de la región se reúnen en Bangkok, Tailandia entre los días 26 y 28 de agosto de 2013 para celebrar el “Diálogo Ministerial Asia y el Pacífico: De los Objetivos de Desarrollo del Milenio a la Agenda de Desarrollo de las Naciones Unidas para el período después de 2015 a fin de discutir los desafíos a la hora de dirigir el mundo hacia una nueva agenda de desarrollo acordada a nivel internacional.

La sociedad civil de Asia y el Pacífico ha diseñado una visión atrevida para “la justicia del desarrollo” en una reunión a celebrarse antes de la Ministerial. La justicia del desarrollo constituye un marco de trabajo para hacer frente a las crecientes desigualdades de riqueza, de poder, de recursos y de oportunidades que existen entre los países, entre los ricos y los pobres y entre los hombres y las mujeres. Se basa en los principios de igualdad y justicia para todos, dado que la amplia mayoría de los pueblos de la región padecen los impactos del cambio climático, el acaparamiento de recursos , la pérdida del sustento y salarios decrecientes incluso cuando la riqueza se acumula entre menos familias y las corporaciones transnacionales en las economías avanzadas del Norte.

La sociedad civil ha involucrado a los gobiernos del Asia y el Pacífico en esta reunión ministerial para que se comprometan con un verdadero cambio transformativo. En muchos países en la región, las políticas están conformadas por intereses corporativos que le conceden prioridad al capital extranjero por encima del capital interno. Mientras tanto, los regímenes comerciales que persiguen las llamadas agendas de desarrollo acaban por impulsar una mayor liberalización que restringe aún más el espacio político de los países en desarrollo. Los acuerdos comerciales se han vuelto tan secretos que ahora constituye una condición previa el firmar un acuerdo secreto antes de formar parte de un acuerdo de asociación económica.

Bajo esta óptica, un numero de recomendaciones de la sociedad civil recibieron el apoyo de muchos países en desarrollo de la región, en particular de los que pedían el fin de reglas injustas en el comercio internacional, las finanzas, los derechos de propiedad intelectual y las inversiones que impiden los esfuerzos de lograr un desarrollo sostenible verdaderamente enfocado hacia el pueblo y el planeta en el Sur. Otras medidas que exigía la sociedad civil incluyen una mayor equidad en la propiedad, acceso y control sobre la tierra y otros recursos productivos; más recursos públicos para una educación, una salud y una protección social universal con calidad; y un sustento decente y un trabajo con salarios que permitan vivir a todos, en particular a las mujeres y la juventud. Las organizaciones de la sociedad civil también llamaron a una reforma de los procesos de toma de decisión a todos los niveles para asegurar una mayor responsabilidad a los pueblos.

Sin embargo, estas propuestas han recibido la obstinada oposición de los Estados Unidos y otros países desarrollados desde detrás de puertas cerradas. Estos países ni siquiera forman parte de la región sino que son miembros de la Comisión Económica y Social para Asia y el Pacífico de Naciones Unidas (CESPAO), son capaces de ejercer una considerable influencia sobre el proceso intergubernamental. Su negativa de cumplir con su responsabilidad histórica es la razón principal del abismal resultado de la reunión Ministerial, que se retracta de acuerdos internacionales previos incluido la Declaración de Río y la Declaración del Milenio.

La sociedad civil reitera su llamado para los líderes de la región “aprovechen esta rara oportunidad” que representa la agenda de desarrollo para la etapa después de 2015. Al intervenir ante la reunión ministerial, Eni Lestari, una empleada doméstica extranjera en Hong Kong y presidenta de la Alianza Internacional de Migrantes instó a los líderes de la región a “tener valor y honrar a sus constituyentes de nuestro mundo dividido que ven sus derechos negados por haberse comprometido con la justicia del desarrollo.

* * 92 organizaciones de la sociedad civil de 21 países de toda la región se reunieron los días 23 y 24 de agosto de 2013 para realizar la consulta regional del Asia y el Pacífico de las organizaciones de la sociedad civil a favor de una justa y transformativa agenda del desarrollo. Para más información sobre la consulta por vaor acceda a:

http://www.unescap.org/Sustainable-...

Para más información contacte:

Paul Quintos, pquintos@iboninternational.org, +63 9175 490 412 (internacional)

Kate Lappin, kate@apwld.org

Ver en línea : Foro del Asia y el Pacífico sobre la Mujer, el Derecho y el Desarrollo

Tejiendo Redes.
C/ Hermanos García Noblejas, 41, 8º. 28037 - MADRID.
Tlf: 91 4084112 Fax: 91 408 70 47. Email: comunicacion@fidc.gloobal.net

SPIP |