Muerte de un activista defensor del acceso abierto a Internet.

Martes 22 de enero de 2013

Todas las versiones de este artículo: [English] [Español] [français]

Fecha: 21 de enero de 2013.

Tipo: Información noticiosa.

Autor: Martin Khor.

Fuente: Third World Network (TWN).

Palabras claves: Activista de Internet, derechos de autor, derechos de propiedad intelectual, acceso abierto a internet, acceso a la información.

El trágico suicidio de un bien conocido defensor del libre acceso a internet ha causado protestas contra el altamente protegido sistema que limita el acceso público al conocimiento.

La muerte resultado del suicidio de un activista estadounidense de internet y líder del movimiento por un libre acceso, después de verse perseguido por delitos relacionados con la computación, ha sido la causa de protestas y del debate de las leyes que entorpecen el acceso público a la información y al conocimiento.

Aaron Swartz, de 26 años de edad, no era un simple activista a favor del libre acceso a Internet.

Un artículo publicado en el Financial Times enumera sus logros y dice: Un programador de software que desarrolló una herramienta en línea que contribuyó al movimiento Web 2.0, un cofundador de la iniciativa Crea¬tive Commons para promover que la información se viera libre de los derechos de autores.

También desarrolló un servicio de información en línea que después de convertiría en el famoso sitio de información Reddit.

Posteriormente co-fundó el grupo Demand¬Progress que se opuso a la legislación que limitaba el acceso a la información en línea, y el año anterior conjuntamente con otros grupos derrotó la Ley de Estados Unidos para Detener la Piratería En Línea.

Swartz fue acusado en 2011 de haberse metido en la red del Massa¬chusetts Institute of Technology (MIT) y de haber descargado millones de páginas de trabajos académicos y revistas científicas.

Esos documentos se encuentran en la base de datos del grupo Jstor que se los facilita a las bibliotecas y a otros mediante suscripciones.

Enfrentaba hasta 35 años de prisión y multas millonarias en dólares de haber sido encontrado culpable.

El 11 de enero, un mes antes de que se iniciara su caso en la corte, fue encontrado muerto en su apartamento.

Según su familia lo que motivo su suicidio fue el estrés de ser enjuiciado, quienes criticaron la “excepcionalmente dura lista de cargos” y culpó de la muerte de Swartz a “al sistema criminal de justicia donde impera la intimidación y de procesos judiciales que se pasan de sus límites”.

Después de la muerte de Swartz se produjo un debate respecto de las leyes de propiedad intelectual en las publicaciones científicas y otros que no pueden pagar caras suscripciones, y los fuertes método de puesta en vigor y de persecución.

Los críticos del sistema de derechos de autor se quejan de unas pocas compañías grandes como Reed Elsevier y Springer dominan la industria de la información científica y cobran altas cuotas de suscripción debido al monopolio que se les ha concedido.

También señala que la generación de la investigación a menudo se ve financiada o subsidiada con dinero público y por lo tanto deberá tener libre y público acceso.

“La persecución que desató el gobierno contra Swartz constituye un grotesco mal uso de la justicia, una distorsionada y perversa sombra de la justicia contra la que luchaba Aaron y dio su vida – para liberar la literatura científica financiada con fondos públicos por un sistema que la hacía inaccesible a la mayoría que había pagado por ella,” expresaba un mensaje elaborado por el grupo de activistas de Internet Anonymous, que colgaron en la página web de MIT.

Tanto los críticos como los activistas abogaban por un libre acceso a la literatura científica.

Ellos consideran que en lugar de publicaciones y datos que sean propiedad de monopolios editores que cobran altas cuotas de suscripción y que están disponibles solo a las universidades y personas que cuentan con grandes recursos financieros la información debía ser libre y estar disponible en la Internet.

Los costos de investigación y de publicación se podrían cubrir mediante organizaciones filantrópicas o por el sector público.

Acorde con este enfoque, se han desarrollado con el decurso de los años una gama de iniciativas de ¨libre acceso¨.

Estos incluyen un software de fuente abierta, la licencia Creative Commons libre de derechos de autor, editores de libre acceso tales como la Public Library of Science (Plos) que tiene su base en San Francisco y grupos de financiación para la investigación tales como UK Wellcome Trust que apoya el libre acceso a la investigación financiada por ella.

En contraste con todo esto, las leyes oficiales de derechos de autor y leyes afines se han hecho más estrictas para favorecer aquellos que sustentan los derechos de autor, debido a las nuevas leyes nacionales, la expansión de los derechos privados mediante acuerdos comerciales libres, crecientes mecanismos estrictos de puesta en vigor y una violenta persecución de los violadores.

La acusación y muerte de Swartz, un talentoso y muy admirado líder del movimiento del libre acceso, es probable que fortalezca este movimiento y cree un nuevo auge en favor de la reforma del sistema establecido.

Existen sectores de la clase dominante que también está demostrando tener alma.

Se está produciendo una afluencia de elogios hacia los nobles fines de Swartz, a pesar de que se reconoce que quizás haya violado la ley, y piden un cambio de las leyes injustas y desproporcionadas.

El presidente del MIT expresó sus condolencias a la familia de Swartz y anunció que se llevaría a cabo un ¨análisis¨ sobre las acciones realizada por MIT que puedan estar relacionadas con su muerte.

Los debates y los acontecimientos que se derivaron del suicidio de Swartz son incluso más importantes para las personas en los países en desarrollo, ya que las barreras para su acceso al conocimiento son más y mucho más fuertes.

Debido a sus bajos niveles de ingresos, malamente pueden hacer frente al alto costo de las suscripciones y por lo tanto se ven privados de compartir ese conocimiento y la información.

Ver en línea : http://thestar.com.my/columnists/st...

Tejiendo Redes.
C/ Hermanos García Noblejas, 41, 8º. 28037 - MADRID.
Tlf: 91 4084112 Fax: 91 408 70 47. Email: comunicacion@fidc.gloobal.net

SPIP |