Asamblea de los Movimientos Sociales- Foro Social Mundial 2013 – Túnez, 29 de marzo

Lunes 8 de abril de 2013

Todas las versiones de este artículo: [Español] [français]

Fuente: FSM.

Nosotros y nosotras, reunidos(as) en la Asamblea de los Movimientos Sociales del Foro Social Mundial 2013, en Túnez; reconocemos el aporte fundamental de los países del Magreb-Mashrek (desde el note de África hasta el Medio Oriente) a la construcción de la civilización humana. Nosotros afirmamos que la descolonización de los pueblos oprimidos sigue siendo para nosotros, los movimientos sociales del mundo entero, un gran desafío.

En el marco del proceso del FSM, la Asamblea de los Movimientos Sociales es el espacio donde nos reunimos con nuestra diversidad para elaborar nuestras agendas y luchas comunes contra el capitalismo, el patriarcado, el racismo y toda forma de discriminación y de opresión. Hemos construido una historia y un trabajo comunes que nos han llevado hacia algunos avances, especialmente en América Latina, donde logramos frenar las alianzas neoliberales y pudimos concretar varias alternativas para un desarrollo socialmente justo y respetuoso de la naturaleza.

Juntos, los pueblos de todos los continentes, llevan a cabo sus combates para oponerse, con energía, a la dominación del capital, velado por las promesas de progreso económico y la aparente estabilidad política.

Ahora nos encontramos en una encrucijada donde las fuerzas conservadoras y retrógradas quieren detener los procesos iniciados hace dos años con los levantamientos populares en la región del Magreb-Mashrek, lo que implicó el derrocamiento de las dictaduras y cuestionamiento del sistema neoliberal impuesto a los pueblos. Estos levantamientos extendidos a todos los continentes del mundo, generaron procesos de indignados y la ocupación de plazas públicas.

Los pueblos del mundo entero sufren en la actualidad el recrudecimiento de una profunda crisis del capitalismo, en la que sus agentes (bancos, transnacionales, conglomerados, medios de comunicación, instituciones internacionales y todos los gobiernos cómplices del neoliberalismo) tratan de aumentar sus ganancias al precio de una política intervencionista y neocolonialistas. Guerras, ocupaciones militares, acuerdos de libre comercio neoliberales y las llamadas ¨ medidas de austeridad ¨ se traducen en paquetes económicos que privatizan los bienes comunes y los servicios públicos, bajan los salarios, limitan los derechos, elevan la tasa de desempleo, aumentan la carga del trabajo de las mujeres y destruyen la naturaleza.

Estas políticas afectan considerablemente a los países ricos del Norte, aumentan las migraciones, los desplazamientos forzosos, las expulsiones, la deuda y las desigualdades sociales, tal y como sucede en Grecia, Chipre, Portugal, Italia, Irlanda y en el propio Estado español. Estas políticas consolidan el conservadurismo y el control del cuerpo y la vida de las mujeres. Además, tratan de imponernos la ¨ economía verde ¨ como la solución a la crisis ambiental y alimentaria, lo que no sólo agrava el problema, sino nos lleva a la mercantilización, a la privatización y a la ¨ financialización ¨ de la vida y de la naturaleza.

Denunciamos la intensificación de la represión de los pueblos rebeldes, el asesinato de los dirigentes de los movimientos sociales, la criminalización de nuestras luchas y de nuestras propuestas. Afirmamos que los pueblos no tienen por qué pagar por esta crisis y que no existe solución posible en el seno del sistema capitalista. Aquí, en Túnez, reafirmamos nuestro compromiso con la construcción de una estrategia común de lucha contra el capitalismo. Es por eso que, nosotros los movimientos sociales luchamos:

- Contra las transnacionales y el sistema financiero (FMI, BM y OMC), principales agentes del sistema capitalista que privatizan la vida, los servicios públicos y los bienes comunes como el agua, el aire, la tierra, las semillas, los recursos minerales, promueven las guerras y las violaciones del derecho humano. Las transnacionales reproducen prácticas extractivistas nocivas a la vida, acaparan nuestras tierras y desarrollan semillas y alimentos transgénicos que privan a los pueblos de su derecho a la alimentación y destruyen la biodiversidad.

- Por la anulación de la deuda ilegítima y odiosa que se ha convertido en un instrumento global de dominación, de represión et de asfixia económica y financiera de los pueblos. Rechazamos los acuerdos de libre comercio que nos imponen los Estados y las transnacionales y afirmamos que es posible construir una globalización de otro tipo, por los pueblos y para los pueblos, fundada en la solidaridad y en la libre circulación de todos los seres humanos.

- Por la justicia climática y la soberanía alimentaria, ya que sabemos que el calentamiento global es el resultado del sistema capitalista de producción, de distribución y de consumo. Las transnacionales, las instituciones financieras internacionales y los gobiernos que están a su servicio no quieren reducir sus emisiones de gases de efecto de invernadero. Denunciamos la ¨ economía verde ¨ y rechazamos las falsas soluciones a la crisis climática, como son los agrocombustibles, los organismos genéticamente modificados, la geoingeniería y los mecanismos de mercado de carbono, tales como la REDD (Reducción de las emisiones derivadas de la deforestación y la degradación) que no hacen más que engañar a las poblaciones carentes de progreso, al privatizar y transformar en mercancías los bosques y los territorios donde estas poblaciones han vivido durante miles de años.

- Defendemos la soberanía alimentaria y la agricultura campesina que es una solución real a la crisis alimentaria y climática y que también representa el acceso a la tierra a aquellos y aquellas que la trabajan. Por consiguiente, llamamos a una gran movilización para frenar el acaparamiento de tierras y apoyar las luchas campesinas locales.

- Contra la violencia en contra de la mujer, ejercida regularmente en los territorios ocupados militarmente, pero también contra la violencia de la cual son víctimas las mujeres cuando se les criminaliza por participar activamente en las luchas sociales. Luchamos contra la violencia doméstica y sexual que se les aplica cuando se les considera como objetos o mercancías, cuando no se les reconoce su soberanía sobre su cuerpo y espiritualidad. Luchamos contra la trata de mujeres, de niñas y de niños. Defendemos la diversidad sexual, el derecho a la autodeterminación de género y luchamos contra la homofobia y las violencias de sexistas.

- Por la paz y contra la guerra, el colonialismo, las ocupaciones y la militarización de nuestros territorios. Denunciamos los falsos discursos de defensa de los derechos humanos y de combate contra los integrismos, a menudos utilizados para justificar las intervenciones militares como la de Haití, Libia, Mali y Siria. Defendemos el derecho a la soberanía y a la autodeterminación de los pueblos como en Palestina, el Sahara Occidental y el Kurdistán. Denunciamos la instalación de las bases militares extranjeras para fomentar conflictos, controlar y saqueas los recursos naturales y promover dictaduras en distintos rincones del mundo. Luchamos por la libertad fundamental de asociación en sindicatos, en movimientos sociales, agrupaciones y en toda forma de resistencia pacífica. Consolidaremos nuestros instrumentos de solidaridad entre los pueblos, como son el boicot, la desinversión y las sanciones en contra de Israel, la lucha contra la OTAN y por la eliminación de todas las armas nucleares.

- Por la democratización de los medios de comunicación masivos y las construcción de los medios alternativos, fundamentales para revertir la lógica capitalista. Inspirados en la historia de nuestras luchas y por la fuerza renovadora de nuestros pueblos en las calles, la Asamblea de los Movimientos Sociales llama a todos y todas a desarrollar acciones, movilizaciones coordinadas a nivel mundial alrededor de un Día Mundial de Movilización, cuya fecha está aún por definir.

Movimientos sociales del mundo entero: ¡Avancemos hacia la unidad global para derrotar al sistema capitalista!

¡Basta de explotación, basta de patriarcado, de racismo y de colonialismo! ¡Viva la revolución! ¡Viva lucha de todos los pueblos!

Ver en línea : http://www.fsm2013.org/fr/node/12973

Tejiendo Redes.
C/ Hermanos García Noblejas, 41, 8º. 28037 - MADRID.
Tlf: 91 4084112 Fax: 91 408 70 47. Email: comunicacion@fidc.gloobal.net

SPIP |