El drama de los tunecinos desaparecidos en alta mar en el 2012

Miércoles 12 de junio de 2013

Todas las versiones de este artículo: [Español] [français]

Fuente: e-jousour

Fecha: 11 de junio del 2013

Palabras claves: Túnez, Derechos Humanos, Derechos de los emigrantes

Son numerosos los que abandonaron Túnez de manera ilegal antes y después de la Revolución. Igualmente son numerosos lo que ha muerto en las costas del Mediterráneo con el conocimiento de las fuerzas de seguridad marítima nacional y extranjera. ¿Pero cuántos han muerto exactamente? Nadie lo sabe, ya que ninguna cifra precisa ha sido publicada por parte de las autoridades o de las organizaciones internacionales, como asevera el Foro Tunecino sobre los Derechos Económicos y Sociales en su informe sobre los Tunecinos desaparecidos en el mar en el 2012.

Publicado recientemente, el informe da cuenta de los lugares desde donde se produce la emigración marítima en Túnez. El mismo informe plantea igualmente las interrogantes que permanecen sin respuesta sobre las medidas adoptadas para auxiliar a los emigrantes desaparecidos los días 6 y 7 de septiembre en las costas del islote Lampione en Lampedusa y el 9 de noviembre del mismo año en las costas de Haouariya. Recordando los hechos de la desaparición de los dos grupos, el informe hace un llamado a las autoridades tunecinas et italiana a brindar precisiones sobre los dos incidentes dramáticos que representan aún un punto sombrío en la serie de la emigración irregular.

Un total de 64261 personas había embarcado hacia Europa desde Túnez y Libia en el contexto de las revoluciones que tuvieron lugar en los países del Magreb Árabe. Si algunos lograron alcanzar su destino, otros no. Efectivamente 2000 emigrados que habían abandonado sus países de origen han muerto o desaparecido, de ellos, mil son tunecinos y tunecinas. Una constatación ciertamente dramática, sobre todo porque hasta el momento no se ha ofrecido ninguna información sobre la suerte de esas personas. De hecho, a pesar de los esfuerzos desplegados por los actores de la sociedad civil tunecina e internacional, “ el gobierno tunecino y las autoridades de la Unión Europea no tienen respuesta sobre la suerte de las personas desaparecidas en el mar », confirma el Foro Tunecino para los Derechos Económicos y Sociales (FTDES).

Ausencia de informaciones

Pis. Las múltiples reivindicaciones del FTDES así como de numerosas otras organizaciones para constituir una comisión de investigación mixta que incluya miembros del gobierno, de la sociedad civil así como expertos independientes y representantes de las familias de los desaparecidos no han encontrado una respuesta favorable. Por el contrario, no ha sido brindada ninguna información confiable ni convincente sobre los desaparecidos por parte de las autoridades tunecina e italiana, especialmente sobre los que abandonaron la región de Sfax, entre la noche del 5 y el 6 de septiembre del 2012, para dirigirse a la región de Lampedusa, y que fueron cruzados – según algunos testimonios- por un navío de la Guardia Nacional tunecina. Recordando los hechos de la desaparición de 100 a 150 personas en esta travesía, entre los cuales había tres mujeres y un niño, el FTDES ha planteado preguntas que siguen sin respuesta. “¿Qué pasó cuando el barco que partió de Sfax se cruzó con el navío de la Guardia Nacional tunecina? ¿Dónde se produjo este cruce? ¿Avisó la Guardia Nacional a las autoridades italianas que una embarcación iba a entrar en sus aguas en labores de búsqueda y auxilio, probablemente en sus aguas territoriales?¿Si este fue el caso, cuál fue la reacción de estas últimas?¿El barco fue detectado antes de la llamada de auxilio por un avión, un helicóptero o un radar tunecino o europeo? ¿Cuál fue entonces la decisión tomada? ¿Cuál era la posición de las llamadas de auxilio, que pasaron a través de los teléfonos celulares, que se hallaban normalmente en la zona de cobertura GSM? ¿Se hicieron algunas gestiones para obtener estas informaciones? ». Un grupo de preguntas que permanecen sin respuesta precisa por ningún de las partes, lo que aumenta el pesar de las familias de los desaparecidos. Las preguntas formuladas por el Foro no se limitan a este nivel. Se refieren a otro aspecto muy importante a saber: los procedimientos efectuados por la autoridades italianas y tunecinas para identificar y o repatriar los cadáveres encontrados después del naufragio. · ¿Fue sistemático este procedimiento? ¿Cómo las familias pueden informarse sobre estas identificaciones?.

No hay nada claro por el momento. Es sobre todo el silencio general sobre estos hechos dramáticos, lo que acrecienta mucho más la pena de las familias obligadas a resignarse. Pero ¿hasta cuándo? ¿Cuándo es que los dirigentes en el poder tomarán esta cuestión con más seriedad para ayudar a una capa de la sociedad concernida doblemente herida? En efecto esta capa debe soportar estoicamente la pérdida de un hijo querido y o de un padre amado además de la negligencia de un gobierno que se jacta de ser democrático y que pretende respetar los valores de los derechos humanos.

Sana FARHAT

http://www.letemps.com.tn

Ver en línea : http://www.e-joussour.net/node/12585

Tejiendo Redes.
C/ Hermanos García Noblejas, 41, 8º. 28037 - MADRID.
Tlf: 91 4084112 Fax: 91 408 70 47. Email: comunicacion@fidc.gloobal.net

SPIP |