En Marruecos, alentadas por el éxito alcanzado, las mujeres Soulalyates progresan a pasos agigantados en lo relativo a los derechos sobre la tierra

Jueves 14 de febrero de 2013

Todas las versiones de este artículo: [English] [Español] [français]

Fuente: Awid.

Fecha: 12 de Febrero 2013.

Palabras claves: Derechos políticos y civiles, Igualdad & y no discriminación, Defensores de derechos humanos, Derechos sobre la tierra, Defensores de los derechos humanos de las mujeres.

En la primavera de 2012 el Gobierno de Marruecos concedió igualdad de derechos a los hombres y a las mujeres para que se puedan beneficiar de los ingresos y las ganancias obtenidas de su tierra mediante una nueva orden emitida por el Ministerio del Interior.

En Marruecos en el pasado, leyes discriminatorias habían privado, durante mucho tiempo, a las mujeres rurales del grupo étnico Soulayates de ejercer su derecho sobre la propiedad de la tierra y de sus beneficios. Las mujeres habían realizado campañas en condiciones difíciles con el apoyo ONU Mujeres en favor de sus derechos de herencia y de propiedad, así que esta nueva decisión constituye una victoria histórica. La decisión de 2012 destaca la necesidad de leyes y políticas nacionales que estén acorde con la Convención para la Eliminación de la Discriminación contra la Mujer. El Artículo 2, en particular, requiere que los Estados “tomen todas las medidas adecuadas, incluido las legales, para modificar o eliminar las leyes, regulaciones, costumbres y prácticas existentes que constituyen una discriminación contra las mujeres.”

El Ministerio del Interior de Marruecos actualmente está impulsando esfuerzos para diseminar la información respecto de esta decisión. Ha lanzado un portal Web (www.terrescollectives.ma) a fin de brindarles información y datos a los usuarios relacionados con las tierras colectivas, los instrumentos legales y regulatorios que supervisan el proceso. La respuesta del pueblo a la página web ha sido positiva. “Es una iniciativa que brinda respuestas, conjuntamente con las decisiones de 2009, 2011 y 2012, a los compromisos que ha estado demandando nuestra asociación, así como las disposiciones constitucionales relativas al derecho al acceso a la información. Esperamos que esto facilite el acceso a los datos y los asuntos actuales y permita a la sociedad civil brindarle seguimiento a estos temas,” expresó Khadija Oueldemmou, miembro de la Asociación Democrática de las Mujeres Marroquíes.

Las tierras colectivas representan la más alta concentración de tierras disponibles y de reservas de recursos naturales en Marruecos. Las tierras colectivas históricamente han pertenecido a grupos étnicos y se rigen por leyes emitidas en 1919 que regulan las prácticas habituales de los grupos. Estas tierras se utilizaban tradicionalmente de forma colectiva, aunque posteriormente fueron distribuidas entre grupos familiares, y más recientemente asignadas a los jefes masculinos de los hogares.

En años recientes, la venta de tierras colectivas a agencias inmobiliarias públicas y privadas ha despertado malestar entre las personas, y ha sido un elemento que contribuye a que cientos de miles de mujeres se sientan inseguras, debido a que la compensación (ya sea dinero o parcelas de tierra en cualquier otro lugar) ha sido un beneficio solo disfrutado por los hombres, sin que importe su edad o estado civil.

Como que las tierras que rodea a las mujeres Soulalyates están privatizadas, algo que amenaza sus hogares y su subsistencia, ONU Mujer conjuntamente con la Asociación Democrática de Mujeres Marroquíes, brindan respaldo a su trabajo y a su movilización. La realización de sesiones de capacitación sobre el empoderamiento económico y el liderazgo, el comprometimiento comunitario y la posibilidad de expresarse en público, han permitido a las mujeres indígenas llevar su compaña a un público más amplio.

Ellas lograron ganancias legales significativas. En 2009 y 2010, después de las labores de cabildeo y de las conferencias de prensa de alto perfil que realizaron las mujeres Soulalyates, el Ministerio del Interior de Marruecos emitió dos decisiones relacionadas con este tema. Estas decisiones instaban a las autoridades locales para que aseguraran que se respetaran los principios de igualdad de género en lo concerniente a las ventas, los derechos de propiedad y de herencia; y después incrementaron el reconocimiento de los derechos de las mujeres a vender y heredar las tierras comunales a todo lo largo ancho y largo del reino.

La última decisión de 2012 constituye un nuevo paso en el avance de los derechos de las mujeres en Marrueco, que permite que las mujeres no solo hereden sino que puedan vender la tierra y también recibir los beneficios de los ingresos obtenidos de la tierra. Sin embargo, estos avances están limitados hasta el punto en que las decisiones siguen siendo lineamientos ministeriales con un estatus legal limitado. Estas órdenes emitidas por el Ministerio del Interior constituyen directivas y pueden ser fácilmente canceladas por el Gobierno.

Por lo tanto, las mujeres Soulalyates abogan en la actualidad por una ley que asegure, desde el punto de vista institucional, que las estipulaciones que aparecen en las tres decisiones ministeriales se pongan en práctica. Una ley aseguraría la permanencia. Una solicitud, lanzada por la Asociación Democrática de las Mujeres Marroquíes, pide una ley que afirme la igualdad entre los hombres y las mujeres respecto de las tierras y la propiedad colectivas así como en lo relativo a los ingresos y la compensación. Khadija dijo que su Asociación también está identificando y brindando entrenamiento a un pequeño grupo de veinticinco mujeres Soulalyates provenientes de todas las regiones a fin de mejorar sus habilidades de comunicación y de liderazgo.

“Nuestro valor agregado, nuestra destreza, consiste en brindarle capacitación a estas mujeres para que conviertan en líderes y voceras de este movimiento para que se puedan involucrar más directamente en la defensa y aprendan a darle una mejor ubicación a sus demandas,” concluyó expresando.

Ver en línea : http://www.awid.org/Library/In-Moro...

Tejiendo Redes.
C/ Hermanos García Noblejas, 41, 8º. 28037 - MADRID.
Tlf: 91 4084112 Fax: 91 408 70 47. Email: comunicacion@fidc.gloobal.net

SPIP |