FTDES: Las consecuencias del cierre del campamento de refugiados de Choucha

Martes 2 de julio de 2013

Todas las versiones de este artículo: [Español] [français]

Fuente: E-jousour.

Fecha: 28 de junio de 2013.

Palabras claves: Túnez, Derechos de los migrantes, Derechos de los refugiados, Campamento de Choucha.

El campamento de Choucha, abierto desde 2011 ha acogido a varios miles de personas procedentes de Libia, Durante más de dos años, varias ONGs, así como las poblaciones han ayudado a los refugiados, sin embargo ciertos incidentes han venido a enturbiar la historia de este campamento: algunos refugiados han perdido la vida, otros perdieron toda oportunidad de continuar una vida normal en un país estable y seguro. Los rechazos de solicitudes de asilo y de reinstalación involucran aún a varios cientos de personas. Ningún Estado, ni ninguna organización internacional han tomado medidas para que el conjunto de refugiados halle una solución en un país dotado de un sistema de asilo efectivo. Todo ello a pesar de no existir ninguna ley relativa al asilo en Túnez. Además se han detectado errores en los expedientes de asilo por el ACNUR, lo que implica que esas personas no tendrán derecho a un nuevo examen de sus situaciones.

Finalmente, los cortes de agua y de electricidad, así como la ausencia de la distribución de alimentos para los refugiados no oficiales han agravado aún más la vulnerabilidad de estas personas. El FTDES insta en primer lugar al ACNUR, así como a los Estados a que garanticen el proceso de reinstalaciones de algunos cientos de personas que viven en el campamento oficialmente, y que programen una nueva revisión de los expedientes de los refugiados no oficiales.

Paralelamente, Túnez ha reaccionado ante la situación humanitaria, pero no ha previsto ningún estatus jurídico que garantice los derechos de esa población. Hasta el momento, no contamos con ninguna garantía para la expedición de permisos de residencia o de reinstalación para los que vivían en el campamento y que están obligados ahora a abandonarlo. El balance del campamento de Choucha es por ende sombrío y las consecuencias de su cierre corren el riesgo de ser aún más tenebrosas si no se toma ninguna medida con carácter urgente. Ante la retirada de las organizaciones internacionales del campamento de Choucha, exhortamos a regularizar la estancia y a encontrar una solución para el alojamiento emergente del conjunto de los refugiados que se encuentran en el campamento de Choucha.

Si no se toman esas medidas en el más breve plazo posible, los refugiados corren el riesgo de encontrarse en Túnez sin alojamiento y sin ninguna posibilidad de trabajar legalmente, sin poder acceder a la justicia, a la educación o a la salud. Estas personas vulnerables y sin poder tener la posibilidad de circular por el territorio, podrían ser victimas de actos de racismo y sin poder presentar denuncia alguna. ¿Qué sucederá con los niños de los refugiados, que no pueden recurrir a sus embajadas, no podrán obtener entonces tampoco la nacionalidad tunecina? ¿Podemos ver crecer en Túnez a una generación sin derechos y apátrida?

Ante esta situación el FTDES condena firmemente la irresponsabilidad del ACNUR y a los países que no han acogido a estos refugiados, o a aquellos que si lo han hecho ha sido en cifras muy limitadas. Exigimos:

- La reapertura de los expedientes de los refugiados cuya solicitud de asilo ha sido rechazada;

- La reinstalación de todos los refugiados en países dotados de sistemas de asilo efectivos;

- El alojamiento de emergencia;

- Y la regularización de los permisos de residencia para todas las personas que viven en Choucha.

El Presidente Abderrahmane Hedhili.

Contactos de prensa:

Nicanor Haon: (+216)52701871.

Alaa Talbi: (+216) 22255432.

Ver en línea : http://www.e-joussour.net/node/12683

Tejiendo Redes.
C/ Hermanos García Noblejas, 41, 8º. 28037 - MADRID.
Tlf: 91 4084112 Fax: 91 408 70 47. Email: comunicacion@fidc.gloobal.net

SPIP |