La polit-Revista: Un foro más mundial que social

Martes 9 de abril de 2013

Todas las versiones de este artículo: [Español] [français]

Fuente: Nawat.

Fecha: 31 de marzo de 2013.

Palabras clave: FSM Túnez, El Islam político, las libertades.

Era previsible, teniendo en cuenta la magnitud del evento: que la vida política tunecina fuera eclipsada por la celebración del primer Foro Social Mundial en territorio árabe. Aunque se dice que el FSM es teóricamente apolítico, todo o casi todo allí es político, y la edición 2013 no fue la excepción de esta paradoja. Personalidades políticas locales que trataron de surfear por el evento, por las explanadas del Campus Universitario de la capital transformadas en campo de batalla fratricida por mandato de las luchas de Siria, pasando por las fuerzas que trataban de sabotear el Foro. Nunca antes en la memoria altermundista, un FSM estuvo tan (geo)politizado.

Lunes 26 de marzo, ya estamos en el FSM. La llegada de miles de participantes al Foro procedentes del mundo entero, no es un hecho que pasa inadvertido en Túnez. La tradicional marcha de apertura marca el tono de esta edición como un hecho histórico. Se palpa la excitación, tanto entre los activistas occidentales como en los rostros de los ciudadanos marroquíes y argelinos: los primeros están deseosos de restablecer, por imitación, el alma de la revolución tunecina vivida a distancia hace 2 años. Los segundos ven en esta marcha la oportunidad de saborear la libertad de manifestarse no adquirida en sus países respectivos.

El Islam político a prueba de lo social.

Pero en seguida los voluntarios encargados del liderazgo se enfrentan a una situación difícil que logran controlar sin daños. Un grupo de jóvenes militantes islamistas, a los que la dirección de Ennahdha llama ¨ la juventud entusiasta ¨, no piensa dejar que la izquierda se pasee por terreno ajeno. Conducidos por el inenarrable RECOBA, los perturbadores se mezclan con la avanzada de la marcha, empleando métodos de provocación fascista universalmente conocidos. Un Islam político mucha más civilizado estará presente a lo largo del Foro. Desde el siguiente día, el Taller moderado por Tariq Ramadan y Alain Gresh, uno de los contradictores favoritos del tema, es anunciado como la atracción principal del FSM en un salón súper repleto.

Ramadan es por sí mismo un personaje complejo, admirador de Rached Ghanouchi, pero se hace pasar fácilmente por ser ¨ de izquierda ¨ ante los medios de comunicación, sus intervenciones cada vez más frecuentes en este tipo de cumbres con sello ‘social’ muestran un discurso con un ADN conservador en constante evolución, a la imagen y semejanza de los partidos de Hermandad Musulmana como filiación común, actualmente en franco enfrentamiento con el gobierno.

El FSM es otra prueba de talla natural para el nuevo poder local y para sus bases populares. Suspendido en la cima de una colina del campus, conscientemente resguardado de las miradas, si el stand de la UGTE es casi anecdótico, la participación del sindicato estudiantil islamista le impone de facto a aceptar el pluralismo, aún cuando esto lleva a una posición minoritaria.

Este será uno de los efectos eventuales de este FSM: así como los funerales nacionales de Chokri Belaïd fue un ¨reminder¨ de la capacidad de movilización de la izquierda; el Foro, por su espíritu insolentemente festivo y su gigantismo relativizan en la conciencia colectiva la influencia del proyecto de sociedad ultra conservador, al menos a escala mundial.

Los derechos humanos, ¨ the elephant in the room¨.

Basados en lo que la mayoría de los participantes califican como imperialismo, la dialéctica de los oprimidos/opresores exigiría que ¿se cierren los ojos ante el tema del universalismo? Los regímenes autoritarios toman a menudo como pretexto la idea del conflicto permanente frente a un enemigo externo para socavar las libertades e imponer su control interno. ¿Pero qué sucede con los pueblos, precisamente en ¨ el foro de los pueblos?

Tal y como sucede en la fiesta del Huma o en las reuniones de los Indignados, que se enfrentan cada vez más al jaleo de las tendencias de identidades, el FSM 2013, tuvo su cuota de tumultuosas divergencias, que llegaron hasta el enfrentamiento físico entre nacionalistas pana-arabistas y revolucionarios sirios, no muy lejos del stand iraní donde ondeaba un afiche de Khomeini.

¨ ¡Adelante, Bashar, pisotéalos!¨ gritaban abanderados del régimen en dirección hacia los adeptos de la nueva bandera de la revolución, quienes no mostraban, en este caso, ni el comportamiento, ni la apariencia de los djihadistas acusados de encarnar la insurgencia.

La inflación en términos del número de causas heteróclitas defendidas, no es la única amenaza existencial para el FSM. Al tiempo que atraviesa una crisis ética, la izquierda radical le cuesta decidirse sobre la primacía o no de los derechos humanos universales. Mientras tanto, la cultura anti-censura que preside la organización del Foro se limita a ‘laissez faire’. Lo que se traduce en ocasiones por situaciones bastantes surrealistas.

De esta forma, durante la Jornada de la Tierra el sábado, ondearon las banderas arco iris del tipo ‘orgullo gay’ con las banderas negras salafistas durante el desfile de clausura, mientras que los lemas ‘paz y amor’ se mezclaban con los estandartes del Hezbollah.

Recuperación por la política nacional.

La presencia discreta de Ameur Larayedh, y de Meherzia Labidi en el segundo día del FSM fue criticada por todos aquellos que lo interpretaron como que el Foro estaba cediendo una tribuna política. Lo que es muy extraño cuando se conoce la orientación tan liberal de los programas de los partidos que se encomiendan al Islam político.

Por su parte el Moncef Marzouki aprovechó la celebración del FSM para hacer una declaración:

¨ Túnez tiene que instaurar un nuevo modelo de desarrollo para sacar de la pobreza a 2 millones de tunecinos en un periodo de cinco años, so pena de un retorno a la dictadura ¨.

Afirmó. A falta de propuesta, el Presidente no pierde su sentido de la dramatización.

Seif Soudani.

Ver en línea : http://nawaat.org/portail/2013/03/3...

Tejiendo Redes.
C/ Hermanos García Noblejas, 41, 8º. 28037 - MADRID.
Tlf: 91 4084112 Fax: 91 408 70 47. Email: comunicacion@fidc.gloobal.net

SPIP |