Las mujeres egipcias rechazan la culpa que se le quiere impugnar por los incrementos en el hostigamiento sexual

Jueves 11 de abril de 2013

Todas las versiones de este artículo: [English] [Español]

Fuente: Awid.

Fecha: 10 de Abril de 2013.

Palabras claves: Egipto, Democracia, Fundamentalismo religioso, Violencia contra las mujeres.

En Egipto, los grupos que abogan por los derechos de las mujeres están ofreciendo Resistencia a los intentos realizados por los islamistas para culpar a las mujeres por el incremento en los casos de hostigamiento sexual. En el periodo después de la revolución, el número de mujeres que reportan hostigamiento sexual y violencia ha crecido vertiginosamente. Y al parecer, existe una tendencia de culpar a las mujeres por los asaltos que se producen en contra de ellas.

La sicóloga Farah Shash, del Centro Nadim para las Víctimas de la Violencia, manifiesta que la sociedad egipcia cada día se torna más conservadora y patriarcal. “La sociedad siempre culpa a la víctima. La culpa recae sobre ella porque está vestida “inadecuadamente” o porque camina “inadecuadamente” o porque se ríe muy alto, o sencillamente porque se encuentra en la calle cuando se produce el hostigamiento,” nos explica Shash.

Destacados líderes religiosos y políticos egipcios, tales como el Jeque Salafista Gamal Saber, fundador del Partido al-Ansar, han expresado justamente estos sentimientos. “¿Qué otra cosa podría esperar ella cuando camina por la calle con ropas ceñidas, en una forma provocadora? ¿Qué otra cosa podrían hacer los hombres?, se pregunta. Si bien Saber aduce que no está expresando que el hostigamiento sea una respuesta natural, añade que, “no se debía culpar por entero” a los hombres. El gobierno ha tratado de distanciarse de estas declaraciones, y el Presidente Mohamed Morsi ha lanzado la iniciativa de avanzar y proteger los derechos de las mujeres.

Pero los grupos que luchan en favor de los derechos expresan que los esfuerzos son más retóricos que reales. Y después del reciente rechazo por parte de la Hermandad Musulmana de la propuesta de declaración formulada por las Naciones Unidas donde se condena la violencia contra las mujeres, incluso la retórica no es lo suficientemente fuerte. Morsi, que proviene de la Hermandad, es parte de una ascendencia islámica en Egipto que arrastra cepas fundamentalistas del Islam que los defensores de los derechos expresan no están acorde con las tradiciones egipcias.

Según manifiesta Nehad Abo el Komsan, directora del Centro Egipcio por los Derechos de las Mujeres “Contamos con muchos jeques de mente abierta que nos enseñan acerca del Islam y las mujeres y no vemos controversia alguna entre los derechos de las mujeres y las diferentes interpretaciones del Islam”.

Ella considera que los líderes políticos se concentran en la restricción de los derechos de las mujeres para desviar la atención de problemas mucho más acuciantes tales como la economía, y muchas mujeres están comenzando a percatarse de esta situación.

“Ellas comienzan a entender que queremos que Ud. [el gobierno] solucione nuestros problemas, y no que se pronuncie acerca del velo de las mujeres o del niqab de las mujeres, o del cuerpo de las mujeres. Y queremos que existan oportunidades de trabajo para todos,” agrega. La economía egipcia ha sufrido mucho desde la revolución, y los defensores de los derechos aducen que el hostigamiento y la marginalización de la mitad de la población no sólo constituye un acto injusto sino es algo que el país no puede permitirse.

Ver en línea : http://www.awid.org/News-Analysis/W...

Tejiendo Redes.
C/ Hermanos García Noblejas, 41, 8º. 28037 - MADRID.
Tlf: 91 4084112 Fax: 91 408 70 47. Email: comunicacion@fidc.gloobal.net

SPIP |