Turquía: Constante hostigamiento judicial contra Pinar Selek, después que el Tribunal Supremo Penal de Estambul invalidara su sentencia absolutoria y solicitara su condena

Miércoles 5 de diciembre de 2012

Todas las versiones de este artículo: [Español] [français]

Fuente: AWID.

Palabras clave: La libertad de opinión y de expresión, Turquía.

El Observatorio está consternado ante la sentencia tomada por la 12ª Sala del Tribunal Supremo Penal de Estambul de volver sobre la absolución de Pinar Selek. El calvario judicial vivido por esta militante desde hace 14 años parece que continuará durante varios años más.

El 22 de noviembre de 2012, la 12ª Sala del Tribunal Supremo Penal de Estambul decidió modificar su última decisión de absolver a la Sra. Pinar Selek, escritora y socióloga que defiende activamente los derechos de las comunidades marginadas en Turquía. Dicha activista está implicada en un proceso penal que se inició en 1998. Además, el presidente del tribunal, quien lo presidía por primera vez, pues el anterior estaba ausente por enfermedad; solicitó la sentencia de cadena perpetua para Pinar Selek, antes de fijar una nueva fecha para la audiencia del 13 de diciembre de 2012 para escuchar las observaciones de la acusada. Según los abogados de la defensa, esta sentencia no tiene precedentes en la historia judicial de Turquía. El Observatorio recuerda que en 1998, Pinal Selek fue acusada, en reiteradas ocasiones sin pruebas, de apoyar al Partido de los Trabajadores de Kurdistán (PKK) y de haber colocado una bomba en el bazar egipcio de Estambul el 9 de julio del mismo año. Por esas acusaciones fue encarcelada, torturada y maltratada durante dos años, antes de que se pusiera en libertad provisional en el 2000.

Los análisis judiciales realizados por expertos han confirmado la ausencia de la bomba y atribuyeron la explosión a un escape de gas; además, el otro acusado que la incriminaba durante el interrogatorio se retractó en el juicio. Por ende, la 12ª Sala del Tribunal Supremo Penal de Estambul la absolvió en tres oportunidades: en 2006, 2008 y por último el 9 de febrero de 2011. Sin embargo, el fiscal apeló en cada uno de los casos y la Corte de Casación anuló las dos primeras sentencias absolutorias. Hasta ahora, la última decisión tomada en 2011 por la 12ª Sala del Tribunal Supremo Penal de Estambul todavía no ha sido estudiada por la Corte de Casación, y goza por consiguiente de autoridad de cosa juzgada. De igual forma, al modificar uno de estos fallos, la 12ª Sala del Tribunal Supremo Penal de Estambul cometió un abuso de poder al violar los artículos 223, 287 y 307/3 de la Ley de Procedimiento Penal.

En consecuencia, este acoso judicial podría continuar durante varios años, a pesar de la falta de pruebas que incriminen a Pinal Selek. El Observatorio recuerda que debido a dicho hostigamiento judicial y a la amenaza de un nuevo arresto arbitrario; su vida y su trabajo en Turquía están muy desorganizados.

¨ No sólo la decisión de la Corte viola la Ley turca, puesto que pisotea abiertamente la autoridad de sus propias decisiones que tienen fuerza de cosa juzgada, sino que también viola el derecho a un proceso justo y el derecho a la libertad de expresión consagrados por la Convención Europea de Derechos Humanos y el por el Pacto Internacional relativo a los Derechos civiles y políticos (PIDCO), todos ratificados por Turquía. ¡Los plazos interminables para que se haga justicia equivalen a la negación misma de la justicia!¨ denunció Souhayr Belhassen, Presidente de la FIDH. El Secretario General de la OMCT agregó que ¨ se trata de un hostigamiento judicial sin precedentes. Si la Corte confirma esta sentencia, podemos llegar a la conclusión de que no tendremos ninguna seguridad jurídica en Turquía ¨ y siguió diciendo ¨ Condenamos firmemente esta decisión y exhortamos a las autoridades judiciales turcas para que la reexaminen inmediatamente ¨. En resumen, el Observatorio llama una vez más a las autoridades turcas a poner fin inmediatamente y sin ninguna condición al acoso incesante que mantienen sobre Pinar Selek desde hace ya más de 14 años, ya que todo parece indicar que el único objetivo que persiguen es sancionarla por su ejercicio legítimo de la libertad de opinión y de expresión.

Para más informaciones, por favor contacte:

• FIDH: Arthur Manet, + 33 1 43 55 25 18.

• OMCT: Delphine Reculeau, + 41 22 809 49 39.

Ver en línea : http://awid.org/fre/Library/TURQUIE...

Tejiendo Redes.
C/ Hermanos García Noblejas, 41, 8º. 28037 - MADRID.
Tlf: 91 4084112 Fax: 91 408 70 47. Email: comunicacion@fidc.gloobal.net

SPIP |